Según el diario Miami Herald EE.UU. retiene fondos para la policía de Honduras

Miami Herald, rotativo norteamericano, publico un informe del Departamento de Estado en el que daban a conocer que el gobierno tomo la determinación de retener unos fondos destinados para la policía en vista de que están realizando una investigación al “Tigre” Bonilla por suponerlo responsable de haber dirigido un escuadrón de la muerte hace una década atrás.

A continuación el artículo publicado por el Miami Herald

El gobierno de EE.UU. está reteniendo fondos para las  unidades policiales de Honduras bajo la supervisión directa de su nuevo jefe de la policía nacional hasta que los EE.UU. pueda investigar las acusaciones de que él habría dirigió un escuadrón de la muerte hace una década atrás, según un informe que el  Departamento de Estado publicó esta semana.

Según el informe, el Departamento de Estado «es consciente de las denuncias de violaciones de derechos humanos relacionadas con el servicio de Jefe de Policía Juan Carlos Bonilla» y que el gobierno de los EE.UU. ha establecido un grupo de trabajo para realizar la investigación.

Los EE.UU. se comprometieron en donar $ 56 millones en seguridad bilateral y la ayuda al desarrollo para el 2012 en Honduras, donde toneladas de droga pasan cada año en su camino hacia los Estados Unidos. Bajo las nuevas directrices, los EE.UU. está limitando la asistencia de modo que sólo se va a unidades especiales de Honduras aplicación de la ley, atendidos por personal hondureño «que reciben formación, orientación y asesoramiento directamente de aplicación de la ley de EE.UU. y no están bajo la supervisión directa de Bonilla», de acuerdo el informe.

La ley de Operaciones Extranjeras requiere que el 20 por ciento de la asistencia a Honduras se retendrá hasta que el Secretario de Estado certifica que Honduras está tomando medidas para mejorar las condiciones de los derechos humanos e investigar las denuncias de abusos. En un giro inusual, el informe certifica que el gobierno de Honduras está cumpliendo con los requisitos de derechos humanos, pero sin embargo dice que el gobierno de EE.UU. está ocultando la ayuda a los agentes que trabajan bajo Bonilla.

Los funcionarios del Departamento llegó a última hora del viernes y el sábado no pudo confirmar cómo el financiamiento tanto se mantiene en reserva, ni la forma en que determina las condiciones se cumplieron.

Portavoz del presidente de Honduras, Porfirio Lobo, Miguel Bonilla, quien no está relacionado con la Bonilla jefe de la policía, dijo el sábado que el gobierno ha prometido en repetidas ocasiones su pleno apoyo al jefe de la policía y que bajo su dirección «no ha habido una mejora real de la situación de seguridad». Las autoridades hondureñas no hizo comentarios sobre los fondos que se retienen, pero dijo que el gobierno «tiene un compromiso incondicional con los derechos humanos.»

A principios de este año, informó la Associated Press que Bonilla, apodado «El Tigre», había sido ampliamente acusado de asesinatos y violaciones de los derechos humanos en una década de antigüedad informe interno policía hondureña. El informe denominado Bonilla en al menos tres asesinatos o desapariciones forzadas entre 1998 y 2002 y dijo que fue uno de varios agentes sospechosos en 11 casos.

El portavoz jefe de Bonilla no pudo ser contactado para hacer comentarios.

Sólo una de las acusaciones en contra de la Bonilla, ahora de 46 años de edad, llevó a los cargos de asesinato, sin embargo, fue absuelto en 2004. El veredicto fue confirmado por la Corte Suprema de Honduras Tribunal de Justicia en 2009. Bonilla asumió el cargo en mayo.

Violaciones de los derechos humanos han persistido en una serie de líderes del orden público. En 2012 un informe sobre derechos humanos publicado en junio, el Departamento de Estado de Honduras agentes policiales han asesinado y torturado a la gente, aunque no mencionó Bonilla.

«Entre los problemas de derechos humanos más graves eran la corrupción en la policía nacional», agregó el informe.

La decisión de esta semana se produjo después de una serie de cartas de académicos de Honduras y EE.UU., activistas y miembros del Congreso fueron enviados a EE.UU. la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton pidiéndole que reconsidere la ayuda de seguridad a Honduras por supuestas violaciónes de los derechos humanos. En los últimos años ha habido informes de secuestros y asesinatos por la policía, más de 65 personas muertas durante los conflictos tierras de cultivo y decenas de muertes de activistas gays y lesbianas.

«La lucha contra el tráfico de drogas no es una justificación legítima para los EE.UU. para financiar y entrenar a las fuerzas de seguridad que usurpan los gobiernos democráticos y reprimen violentamente nuestras personas», dijo el 7 de junio de 2012, carta firmada por cientos de académicos.

Los EE.UU. suspendió $ 31 millones en asistencia a Honduras en 2009 después de un golpe de Estado que derrocó al entonces presidente Manuel Zelaya. Clinton reanudó la ayuda en 2010 después de Lobo fue electo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *