Finalizan los olímpicos de Londres 2012

El show de ceremonia de clausura comenzó con una reproducción de Londres y sus símbolos mundialmente conocidos, en el centro del estadio, y con el Big Ben como el gran organizador de la escenografía. Emile Sandé fue la primera en cantar, en lo que se anticipó y después se confirmó como un gran evento musical. Madness, Pet Shop Boys, varias interpretaciones de los Beatles, entre ellas, una muy emotivo de Imagine, con John Lennon cantando su clásico tema, dejaron su huella en el estadio olímpico. The Who cerró la ceremonia y sobre el final hubo un segmento especial dedicado a Brasil. Es que los próximos Juegos Olímpicos serán en Rio de Janeiro. 

También ingresaron los atletas al estadio, y entre ellos, Sebastián Crismanich, hacedor de la única medalla de oro de la Argentina, quien llevó la bandera. Además, se coronó lo deportivo con la última premiación: la de la maratón. El ganador fue el ugandés Stephen Kiprotich y se escuchó el himno de su país. 

Los londinenses que aparecieron vestidos de papel de periódico entonaron el himno británico para recibir en el palco al príncipe Enrique y al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, pero después mandaron al cubo de la basura sus uniformes y la solemnidad de ese primer acto. 

El grupo Madness irrumpió montado en un camión con su ochentera «Our house» para que comenzara una fiesta con un cartel tan selecto y heterodoxo que ningún festival musical podría reunir: Ray Davies, Annie Lennox o Liam Gallagher. Si la ceremonia de apertura fue una mirada hacia las raíces históricas y culturales británicas con toques de humor, la clausura fue más desenfadada y con los elementos pop y kitsch que también identifican a las islas. 

Regresaron las Spice Girls cantando encima de taxis londinenses y apareció un pulpo gigante y bailarín sobre el que pinchó el dj Fatboy Slim. En el espectáculo visual, que mobilizó a unas 4.000 personas, hubo hasta una pasarela para que las top models Kate Moss, Naomi Campbell y Georgia May Jagger lucieran la alta costura británica. También hubo momentos emotivos como la interpretación de la canción Imagine primero por el Coro Juvenil de la Filarmónica de Liverpool y después por la propia voz en vídeo de su autor, el fallecido John Lennon. 

En la segunda parte de la ceremonia saltaron los atletas a la pista donde estos días pasados asombraron gigantes como el jamaicano Usain Bolt o el keniano David Rudisha. Primero desfilaron los abanderados en solitario y, tras colocarse a lo largo del escenario, a su alrededor empezaron a circular los miles de deportistas que todavía no han abandonado Londres, menos jubilosos que en la inauguración. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *