Primera Dama entrega 100 tanques de oxígeno al hospital Mario Catarino Rivas

La Primera Dama, Rosa Elena de Lobo, visitó este miércoles el hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, para ayudar a solventar el problema de falta de oxigeno que impedía realizar unas 100 cirugías a menores de edad.

Como es su costumbre, en su labor diaria de proyectar la cara social del Gobierno del Presidente Porfirio Lobo Sosa,la Primera Dama, viajó a la ciudad de San Pedro Sula para buscar una salida inmediata a la carencia de ese insumo en el citadino centro asistencial.

La señora de Lobo, explicó que su llegada a ese centro asistencial responde al pedido hecho por una brigada médica dela Fundación MundialQuirúrgica de Finlandia que realizará unas 100 operaciones a niños y que por falta de oxigeno se iban a perder.

Explicó que se gestionarán conla Secretaríade Finanzas, el pago a la compañía Infra de Honduras, con la cual se tiene una deuda desde hace varios años que asciende a 100 millones de lempiras.

En ese sentido,la Primera Damahizo un donativo de 100 cilindros para que la brigada pediátrica de médicos extranjeros que llegó al centro desde hace tres días pudiera terminar con las operaciones que tienen programadas.

«Vinimos porque queremos colaborar y sabemos las necesidades que hay y esperamos, por los pacientes, que el problema termine pronto», expresó la señora de Lobo.

“Sabemos que el centro tiene una deuda con la empresa que produce el oxígeno y decidimos dar un apoyo y que las intervenciones se hagan sin contratiempo y beneficiar a los necesitados”, manifestó.

Apuntó que el hospital Mario Catarino Rivas tiene problemas, los que se han agudizado porque está recibiendo referencias de más operaciones de otros centros de sanidad y la demanda creciente tiene agobiadas a sus autoridades.

Agregó que su presencia es también para reiterar a las autoridades y personal, que el Gobierno les seguirá apoyando para resolver situaciones de urgencia.

Apuntó que con el apoyo inmediato, habrá existencias de oxigeno para practicar las cirugías planificadas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *