Extraditan a “El Negro Lobo”

A las 11 de la noche dos helicópteros Black Hawk  arribaron al Primer Batallón de Infantería.

El motivo de la llegada de estos helicópteros era para llevar a cabo la extradición de Carlos Arnaldo Lobo.

Según se informo los pilotos utilizaron los dispositivos de visión nocturna para no delatar su llegada.

Lobo fue reclamado por Washington bajo los cargos de traficante de drogas marítimo y uno los “capos importantes” a nivel mundial. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) tomó la decisión histórica de ordenar su extradición hacia el país del norte.

Originario de la comunidad de Esparta, en el departamento de Atlántida, en el Litoral Atlántico, “El Negro Lobo” tiene una amplia experiencia como marino que le facilitó incursionar en el mundo de los transportistas de droga, se ha informado.

El Presidente Juan Orlando Hernández reacciono así:

“El proceso de extradición de Carlos Arnoldo Lobo ha finalizado, algo inédito en el país, pero que marca un nuevo tiempo para la justicia en Honduras”.

Esta acción obedece al cumplimiento del convenio que para tal fin ha sido establecido con Estados Unidos de América y que define un proceso enmarcado en las garantías que otorga la Constitución y las leyes.

“La decisión tomada indica un parte aguas en la vida del país, pues hay un antes y un después de esta extradición, esto es parte de la reinserción de nuestro país en el mundo y muestra disposición a trabajar dentro de las reglas de convivencia de las naciones y envía un mensaje muy claro, de la voluntad del pueblo y gobierno de Honduras y de todas sus instituciones de luchar frontalmente contra el crimen organizado y el narcotráfico, la violencia en general”.

“En este caso la justicia hondureña ha actuado garantizando el debido proceso y respetando los derechos procesales que la Constitución establece para todos los ciudadanos sin distinción alguna”.

“Honduras colabora de manera responsable con la justicia de otros países y en este caso será la justicia de Estados Unidos quien juzgará al acusado, nuestro país no es el primero que extradita connacionales por crímenes cometidos en otros Estados, mismos que han tenido que tomar también este tipo de decisiones, las cuales han constituido elementos muy importantes en la lucha por desarticular el crimen organizado y sus efectos negativos sobre la sociedad.

Al mismo tiempo, recalcó que “estoy convencido que esta decisión va contribuir a preservar la vida de nuestros compatriotas que han visto amenazas, que han vivido dificultades y que vulnera su integridad por las actividades de la delincuencia internacional.

Además estamos enviando un mensaje contundente, “no vamos a permitir que la delincuencia siga utilizando nuestro territorio para actividades que laceran el pueblo hondureño, desafortunadamente nuestro territorio fue escogido por esas organizaciones criminales como sitio de paso de tráfico de drogas y dinero mal habido entre el norte y el sur”.

Este tráfico no solo hace daño a los países consumidores, sino que deja en nuestro país una estela de muerte y secuelas de violencia, desintegración social, familiar, extorsión y la expansión de las maras.

Estamos combatiendo con todas nuestras fuerzas y medios este fenómeno del crimen organizado, y por ello, tenemos la autoridad moral de exigir el cumplimiento de responsabilidades compartidas con países productores y países consumidores.

Lo que para unos es un problema de salud, para nosotros los centroamericanos y especialmente nosotros los hondureños es un problema de violencia, corrupción y muerte, para nuestros niños, jóvenes, mujeres, para el pueblo en general.

El mandatario reconoció el compromiso, patriotismo, profesionalismo y la valentía que han demostrado los operadores de justicia, el Poder Judicial, el Ministerio Público, las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y la Dirección de Investigación e Inteligencia del Estado, todos han contribuido a que avancemos en nuestra tarea de recuperar la paz y la tranquilidad del pueblo hondureño, a lo que tenemos derecho.

En ese sentido, “estamos avanzando, vamos bien en el combate de la criminalidad y la inseguridad, no nos dejemos impresionar por las protestas y críticas de algunos de los aliados que tiene el crimen organizado en nuestro país”.

Honduras está cambiando y está cambiando para mejorar, con la ayuda de Dios y el apoyo del pueblo hondureño recuperaremos la paz y la tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *