Consejo de Ministros aprueba decreto para prohibir tomas de centros educativos

El Consejo de Ministros de Ministros, realizado en la escuela John Fitzgerald Kennedy de la colonia Kennedy de Tegucigalpa, aprobó este martes un decreto mediante el cual se prohíbe la toma de centros educativos, direcciones departamentales y cualquier instalación perteneciente ala Secretaría de Educación.

El decreto prohíbe a toda persona natural o jurídica, incluidos docentes, padres de familia y alumnos, la toma de las instalaciones educativas y advierte que la violación a esa disposición da pié a la inmediata deducción de la responsabilidad penal, civil y administrativa, según corresponda.

Mediante la normativa, se autoriza de la Secretaría de Educación para que de manera inmediata aplique las sanciones respectivas a los docentes que se tomen instalaciones educativas al tiempo.

Además, autoriza a esa dependencia para que mediante la presentación de actas especiales de supervisión a través de la Subgerencia de Recursos Humanos Docentes, y siguiendo los procedimientos legales correspondientes, se proceda a imponer las sanciones como deducciones de salarios, suspensiones y hasta destituciones y demás sanciones, inclusive en caso de desobediencia.

Asimismo, se autoriza a la Secretaría de Educación para que en el caso de de los padres y madres de familia, organizaciones gremiales o docentes, infrinjan lo establecido en el decreto, se presente en su contra la correspondiente denuncia ante el Ministerio Público, el que, de manera inmediata, deberá proceder a deducir la responsabilidad penal respectiva, según sea el caso.

En el decreto ejecutivo también se instruye a los docentes y personal directivo de los centros educativos a efecto de que apliquen las medidas administrativas, orientadoras y, en su caso, disciplinarias a los niños y las niñas y jóvenes que infrinjan lo establecido en el decreto.

Además,  se instruye a las autoridades departamentales y distritales para que en caso de la negativa de los docentes a aplicar las medidas mencionadas, procedan de inmediato a deducir las sanciones correspondientes a los docentes y personal directivo de los centros educativos por la desobediencia a sus deberes.

Advierte que las sanciones, se aplicarán sin perjuicio de interponer las denuncias y de promover la deducción de otro tipo de responsabilidad a que haya lugar en derecho.

Al respecto, el Presidente Porfirio Lobo Sosa, dijo que entiende el derecho constitucional que tienen los maestros para protestar, pero el problema es que el recurso que utilizan para ejercer ese derecho, afecta a los niños y si el pleito es con el gobierno, «por qué van a castigar a los niños y niñas».

«Nosotros como sociedad, tenemos que posicionarnos en defensa de nuestros niños y niñas, no castiguemos a los niños y niñas, no es justo, es una clara violación a su derecho a estudiar, «, agregó el mandatario quien señaló que debe declararse como «sagrado» el derecho de los infantes a recibir el pan del saber porque son niños pobres que por su inocencia y corta edad están indefensos y no pueden defenderse por sí solos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *