Amenazas y Chantaje del Gobierno de JOH obliga a Cholusat Sur a salir del aire

amchancierrecnalDesde que asumió el poder  Juan Orlando Hernández, el 27 de enero de 2014, Cholusat Sur Canal 36, siguiendo de cerca sus acciones de gobierno, ha venido señalando y denunciando en forma permanente los actos de corrupción que frecuentemente trascienden ante la opinión publica nacional e internacional.

Como parte de una estrategia gubernamental, tanto medios televisivos, radiales y periódicos, que han dado muestras de estar complacidos con el accionar del gobierno y apoyan las campañas mediáticas para elevar el perfil del mandatario y su gabinete de gobierno.

Se estima que para mantener el control y uniformidad de criterios en los medios de comunicación, la administración Hernández invierte millones de lempiras diarios para garantizar que las acciones nocivas, al margen de la ley y que atentan contra la soberanía nacional y el bienestar del pueblo hondureño, no se expongan tanto a nivel nacional como internacional.

La actitud critica, acuciosa y objetiva de Cholusat Sur Canal 36, ha generado malestar en el gobernante y su familia, específicamente en su hermana Hilda Hernández quien se desempeña en el cargo de Ministra de Estrategia y Comunicaciones, al grado de tomarse el tiempo y la tarea de llamar a las empresas patrocinadoras de este canal, para que bajo amenazas, suspendan toda pauta publicitaria.

Hilda Hernández, al inicio de gobierno, cuando Cholusat Sur Canal 36 denuncio los primeros actos de corrupción, de forma categórica y amenazante aseguro que este medio de comunicación “va a comer mierda por cuatro años”.

Hilda quien ejerce control sobre los medios de comunicación, a través de las campañas publicitarias, fue denunciada de construir un palacio en Comayagua, zona central del país, a un costo aproximado de 50 millones de lempiras, unos 2.5 millones de dólares, a penas a once meses de que su hermano asumiera el poder sin explicar a la opinión publica de donde provino los recursos con los que construyo dicha mansión.

De igual manera este medio de comunicación, siguiendo la línea de denuncia a favor del pueblo hondureño, dio a conocer la implicación directa de Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional, en el mas grande acto de corrupción que registra la historia de Honduras, el saqueo multimillonario al Instituto Hondureño de Seguridad Social, IHSS.

Oliva es señalado de haber socializado un contrato multimillonario en el que el IHSS pago más de 100 millones de dólares a la empresa DIMESA, supuestamente para reparación y mantenimiento de equipo medico, burlando la buena fe de los miembros de la comisión de salud del parlamento, de la cual era presidente. Ahora varios miembros de esa comisión sostienen que jamás fueron convocados para analizar el contenido de ese contrato.

Hoy, martes 13 de enero de 2015, Cholusat Sur Canal 36 que opera en Tegucigalpa Honduras, se ha visto obligado a suspender sus emisiones noticiosas debido a una serie de amenazas del actual presidente Juan Orlando Hernández.

El mandatario en una acción revanchista y molesto por denuncias de corrupción en su gobierno que involucran a su hermana Hilda Hernández y al presidente del congreso nacional Mauricio Oliva, se ha dedicado a amenazar y a perseguir el personal de prensa de este medio de comunicación y de manera simultanea a llamar personalmente a miembros de la empresa privada hondureña para que no contraten los servicios publicitarios de este medio de comunicación.

Juan Orlando Hernández ha desatado una campaña contra todos aquellos que no piensan como el (caso de la policía militar).

El mandatario ha desatado una apología del odio contra este medio de comunicación por su línea editorial, al extremo de responsabilizarnos de una denuncia proveniente de casa alianza quien acusaba al gobierno de ejecuciones a menores. El presidente le atribuyo el contenido de la denuncia a Cholusat Sur Canal 36.

El consejo editorial y la dirección de este medio de comunicación consideran que en estos momentos no existen las condiciones para el ejercicio del periodismo libre e independiente por las amenazas de régimen  actual.

En 2009, durante el Golpe de Estado en Honduras, Cholusat Sur Canal 36 fue militarizado y desmantelados sus equipos y ahora, el gobierno de Hernández pretende desarrollar las mismas acciones represivas en contra de este medio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *