Voraz incendio deja una niña muerta y 50 personas “en la calle”

Un pavoroso incendio consumió este sábado siete viviendas, en la colonia Fernando Calderón, en Tegucigalpa, donde murió calcinada una menor de seis años de edad, quien se encontraba en una habitación cerrada con candado. Además, cuatro inmuebles más resultaron dañados.

El siniestro ocurrió a eso de las 11:30 de la mañana, cuando los jefes de los hogares andaban laborando y dejaron las casas al cuidado de menores. Desafortunadamente, la pequeña Emily Roque se encontraba encerrada.

Parientes y vecinos intentaron sofocar las llamas que ya salían de las casas construidas de cemento y madera, pero sus intentos eran inútiles, ya que el fuego arrasaba con las estructuras.

En tanto, se escuchaban los gritos de auxilio de los vecinos y algunos que decían: “¡La casa se está quemando y hay una niña adentro!”, “¡que alguien ayude a sacarla!”, “¡por favor, llamen a los bomberos, traigan agua, por favor!”.

Así comenzó el “corre corre” entre los pobladores del sector, pero ya poco se podía hacer, hasta que llegaron las unidades contra incendios del Cuerpo de Bomberos y procedieron al enfriamiento de los escombros carbonizados.

MADRE SE DESMAYA

Luego se observaron momentos desgarradores de las familias afectadas, pero lo más triste fue cuando llegó Karla Rosales, madre de la menor fallecida, quien no pudo soportar la tragedia y se desmayó, por lo que fue trasladada a un centro asistencial.

La tía de la pequeña, Denia Aguilar, en medio del llanto se preguntaba: “¿Por qué no me la dejaron a mí, que yo la hubiera cuidado y no le hubiera pasado nada?”.

Contó que el incendio se produjo de manera repentina, porque a esa hora estaban preparando los alimentos para almorzar y cuando menos acordaron, ya se miraban las enormes llamas en la parte baja de las casas que están en la orilla de río Chiquito.

“No sabemos cómo inició el fuego, porque a esa hora estábamos en la cocina y cuando menos acordamos, todas estas casas estaban en llamas y no pudimos salvar a la bebé y se nos quemó ese angelito”, lamentó la joven, al tiempo de recordar que la niña cumplió seis años el 18 de diciembre pasado.

Al lugar se hicieron presentes los miembros de Medicina Forense del Ministerio Público (MP), para hacer el levantamiento cadavérico de la niña, pero los parientes ya la habían llevado en un ataúd para velarla en una iglesia cercana.-LaTribuna.hn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *