Reos aseguran que cuentan con todo lo necesario para prevenir Covid-19

“Hemos estado viendo todas estas situaciones con el problema del COVID-19, creo que hemos estado pensando responsablemente porque somos padres de familia, tenemos nuestras madres, nuestras esposas, hijos, hemos tenido dialogo y lo hemos tomado maduramente”, relato un privado de libertad de la Penitenciaria Nacional de Támara en relación con la suspensión temporal de la visita por parte de sus familiares.

Reconoció que es un riesgo recibir visitas, “pensamos en la situación que, si un compañero sale afectado, es una población que va a afectar, aquí no va a ser a uno ni a dos, estamos viendo que es una problemática muy fuerte, hemos visto muchos muertos por el Coronavirus”.

“Es falso que estamos aguantando hambre”

Al consultarles sobre la alimentación, el interno aseguró “de que estamos aguantando hambre eso no es cierto, gracias a Dios no, gracias a Dios han estado abasteciendo para que el privado de libertad tenga su comidita, lo que es correcto. Tenemos agua, tenemos comida, estamos bien”.

Mensaje a los familiares

Nosotros entendemos la situación de ellos porque están preocupados, sabemos que muchos de ellos nos quieren ver: nuestras madres, esposas, nuestros hijos porque no nos han visto e igual nosotros, pero si miramos el punto de vista, esta situación es de prevenir, porque después lamentamos las cosas, creo que hay que pensarlo y tener un poco de paciencia y darnos apoyo porque no podemos, yo no puedo arriesgar a nuestros hijos, no puedo arriesgar a mi esposa, mi madre, no puedo arriesgar a mi familia y creo que los compañeros igualmente.

Los internos, respaldaron la medida tomadas por las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario, reconocieron que “tenemos la necesidad de ver a nuestras familias también, pero estamos viendo que hay un riesgo y creo que ellos deben de comprender, de entender… hay muchas cosas que se están viendo, tanto en otros países, gracias a Dios aquí no hemos tenido muertos, hemos sido bendecidos en ese aspecto.

Es bueno que nuestros familiares también comprendan, nosotros tenemos una necesidad de verlos, pero es de tomar medidas, gracias a Dios tenemos un director que nos ha estado apoyando, que no nos ha dejado de la mano, incluso aquí ha estado encerrado él con nosotros como un privado de libertad, afirmo.

Cocinero

Tenemos todos los implementos necesarios, tenemos la comida que ya se hizo, tenemos alimentos, tenemos agua, nos dan cuatro bolsas de agua al día, comentó un privado de libertad mientras preparaba unas deliciosas enchiladas y el resto de la cena: huevo con hotdog, arroz, frijoles guisados y cuatro totillas, una taza de café.

No tenemos de que quejarnos, tenemos la comida que nos entregan semanal, pollo, carne, arroz, frijoles, huevos, todo para preparar nuestros alimentos.

A los familiares

Nosotros estamos bien, de salud estamos bien, la verdad (nuestras familias), no deberían de preocuparse, nosotros estamos bien, tenemos lo necesario para estar bien, incluso tenemos agua potable para bañarnos, estamos bien.

Privados de primer ingreso no están con el resto de la población

Con la finalidad de prevenir que la población privada de libertad sea afectada por el Coronavirus COVID-19, las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario han implementado el protocolo elaborado por médicos de la Unidad de Salud con el apoyo de la Secretaria de Salud cumpliendo con las Reglas Mínimas para la población penitenciaria.

Con las personas privadas de libertad de primer ingreso se cumplen las siguientes medidas:

La persona es dirigida al baño para que pueda ducharse y cambiarse de ropa, luego el personal médico o los voluntarios de Salud le colocan la mascarilla, le toman la temperatura, presión arterial y se le hace una entrevista para conocer sus movimientos o contactos con personas durante las últimas 24 horas. A ellos se les pregunta: si han tenido contacto con personas que han llegado del extranjero, con personas sospechosas o contagiadas con COVID-19, entre otras interrogantes.

Después, el interno es traslado hasta una zona acondicionada para los privados de libertad de primer ingreso, la cual cuenta con literas para que ellos puedan descansar durante los 14 días establecidos por las autoridades sanitarias.

Antecedente

Para mantener la buena salud de la población penitenciaria, las autoridades del INP han coordinado con las diferentes alcaldías para garantizar el suministro del agua potable. Asimismo, con la Suplidora Nacional de Productos Básicos (Banasupro) para que semanalmente entregue los productos para la alimentación de la población penitenciaria. Por su parte, la Secretaria de Salud ha entregado el medicamento para enfermedades comunes, y para los internos que adolecen enfermedades crónicas.

(FIN)

De Interés

• Los privados de libertad pidieron a sus familiares tener paciencia y cumplir con las medidas establecidas para seguridad de todos.
• Las autoridades del INP han dotado los centros penitenciarios con insumos para limpieza del establecimiento y para la higiene de las personas privadas de libertad.
• En los próximos días se continuará con la entrega de insumo en algunos de los establecimientos faltantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.