Países europeos aumentan la presión a un desafiante Maduro

Venezuela

Un grupo de países clave de la Unión Europea respaldó el lunes al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, aumentando la presión sobre el asediado líder socialista Nicolás Maduro, que pidió al papa Francisco mediar en un proceso de diálogo en el país sudamericano.

Venezuela rechazó enérgicamente la decisión de más de 16 países europeos y su parlamento y anunció en un comunicado que someterá a revisión las relaciones con esos gobiernos.

“La soberanía del pueblo venezolano no está sujeta a ninguna clase de reconocimiento por parte de autoridad extrajera alguna”, dijo el gobierno al condenar la postura asumida por los países europeos a los que señaló de plegarse a la estrategia de Washington de “derrocar” a Maduro.

España, Alemania, Francia y Gran Bretaña asestaron reveses diplomáticos al gobierno de Caracas al apoyar públicamente a Guaidó, que se autoproclamó presidente interino de Venezuela el 23 de enero, luego de que el domingo expirara el ultimátum dado al mandatario socialista para convocar elecciones presidenciales.

Suecia, Dinamarca, Austria, Holanda y Lituania también mostraron su apoyo a Guaidó, que cuenta con el respaldo de Estados Unidos y muchos países de la región.

Al agradecer el respaldo de los países europeos, Guaidó dijo en conferencia de prensa que el “mundo democrático” reconoció las acciones de la oposición venezolana por la libertad y la democracia.

El dirigente aprovechó para hacer un llamado a Uruguay para que no permita que el gobierno de Maduro mueva unos 1.200 millones de dólares del estatal Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) que tendrían en el país suramericano.

En medio del incremento de las presiones internacionales, Maduro, quien se ha mostrado desafiante y ha acusado a Estados Unidos de preparar un golpe de Estado, acudió el lunes a una marcha en la ciudad de Maracay, en el estado de Aragua, donde se conmemoró un fallido intento golpista que encabezó su antecesor, el fallecido Hugo Chávez, hace 27 años.

Ante centenares de militares y seguidores el mandatario izquierdista acusó a los “imperios del mundo” de “atacar” a Venezuela.

Maduro también criticó al mandatario estadounidense Donald Trump y lo señaló de haber amenazado la víspera a su país. “Es una bravuconada guerrerista producto de la locura y la obsesión que tienen porque no han podido concretar su golpe de Estado”, dijo el gobernante al referirse a las afirmaciones de Trump quien planteó que es una opción el envío de militares a Venezuela.

Maduro anunció que a partir del miércoles se iniciará una recolección de firmas en rechazo a la “intervención” de Estados Unidos que serán entregadas próximamente en la Casa Blanca.

Al ser preguntado sobre los comentarios de Trump, el líder opositor declaró el lunes a la prensa que “cada país es soberano” y sostuvo que Venezuela resolverá su crisis en unas elecciones libres.

Maduro dijo en una entrevista que difundió la televisora italiana Sky Tg24 que envió una misiva al papa Francisco en la que le pidió ayuda para un proceso de diálogo en Venezuela, tal como lo están promoviendo México y Uruguay. “Le pido al papa que ponga sus mejores esfuerzos para ayudarnos”, expresó el gobernante.

El Vaticano medió en 2016 en un proceso de diálogo que fracasó.

“No vamos a caer en un falso diálogo”, expresó el presidente del Congreso, quien descartó que la oposición vaya a participar en la reunión que se realizará esta semana en Montevideo, promovida por los gobiernos de México y Uruguay, para impulsar un diálogo entre las partes en Venezuela.

Por otra parte, un integrante más de las fuerzas armadas anunció que desconocía a Maduro y pidió al resto de sus compañeros apoyar a Guaidó. El hombre, vestido de chaqueta verde camuflada que se identificó como el capitán y piloto del ejército Carlos Vásquez González, llamó en las redes sociales a los militares a que “recapaciten, abran los ojos, desconozcamos a Nicolás Maduro”.

En el video de menos de un minuto, el supuesto oficial admitió que la tropa venezolana “no está bien alimentada. No tenemos una buena preparación”.

El pasado fin de semana el general de la aviación militar venezolana, Francisco Yánez Rodríguez, también anunció el desconocimiento a la investidura de Maduro y el respaldo al jefe de la Asamblea Nacional, a quien identificó como su “comandante en jefe”.

La canciller de Alemania, Ángela Merkel, manifestó durante una visita a Japón que Guaidó “es el presidente interino legítimo”.

En declaraciones a France Inter Radio, el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, pidió comicios presidenciales anticipados que aseguren que “la crisis venezolana termina de forma pacífica”. Su homóloga sueca, Margot Wallstrom, declaró a la televisora SVT que la votación que llevó a Maduro al poder no fue una “elección libre y justa”.

La mayoría de los vecinos de Venezuela, reunidos en el Grupo de Lima, además de Estados Unidos y Canadá, también reconocieron también al jefe del Congreso como presidente interino.

España, donde vive una gran comunidad de venezolanos, trabaja en un programa de ayuda humanitaria para el país, que sufre una grave escasez de productos básicos, dijo el jefe del gobierno español Pedro Sánchez. Los críticos de Maduro culpan a la mala gestión del Ejecutivo de la falta de alimentos y suministros médicos.

El apoyo de los gobiernos europeos a Guaidó se da en momentos en que el Congreso se prepara para recibir los primeros envíos de ayuda humanitaria, que entrarán por la ciudad colombiana de Cúcuta y por la frontera con Brasil ante el rechazo de Maduro y del Tribunal Supremo de Justica. El alto tribunal, controlado por el gobierno, declaró que la iniciativa de los legisladores opositores de admitir la ayuda internacional va contra las leyes y la constitución.

“Rechacemos el show malo y barato que hace esta oligarquía”, dijo Maduro el lunes. Los venezolanos “no somos mendigos de nadie”.

Al condenar los comentarios del mandatario venezolano sobre la ayuda humanitaria, Guaidó dijo que hay “mucha maldad” en la negativa de la ayuda, y afirmó que hay “300.000 venezolanos que están en riesgo de morir” por la falta de alimentos y medicinas.

Como parte del plan diseñado por la oposición, la ayuda humanitaria que se recibirá en la primera etapa será distribuida en cinco hospitales, adelantó el presidente del Congreso al denunciar, sin presentar pruebas, que en el círculo cercano del alto mando se estaría evaluando el permitir el ingreso de la ayuda humanitaria para “secuestrarla” y distribuirla a través del programa estatal de venta de alimentos subsidiados conocida como “Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP)”.

“Apelo a la conciencia de los militares”, dijo Guaidó al reiterar el llamado a la fuerza armada a que permita el ingreso de la ayuda humanitaria al país.

La Comisión Especial de la Asamblea Nacional que hace seguimiento a la ayuda humanitaria informó el domingo que este fin de semana se iniciaría el primero de los tres envíos a Cúcuta con el apoyo del gobierno de Colombia, Estados Unidos y empresas privadas venezolanas. En la ciudad colombiana se establecerá un centro de acopio de medicamentos, suministros quirúrgicos y suplementos nutricionales.

De igual forma, se concretaron otros dos envíos a Brasil y a otro centro de acopio, agregó la comisión. Se está evaluando que el tercer centro de acopio se establezca en una isla del Caribe.

Hasta el momento, la Asamblea Nacional no informó cómo entrará la ayuda humanitaria a territorio venezolano al carecer del permiso de las autoridades.-AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>