Mientras en Europa si investigan a la banca privada, aquí los bancos siguen siendo intocables

larutadelosmillones

larutadelosmillonesLuego de que se conociera una demanda interpuesta por el distrito este de Louisiana contra Mario Zelaya por haber adquirido propiedades utilizando dinero de soborno y luego de investigaciones por parte de los fiscales que en Estados Unidos llevan la causa quedo demostrado que la banca hondureña tuvo que ver en las transacciones multimillonarias que le permitieron a Zelaya la adquisición de esos terrenos.

En la demanda se revela que Banco Ficohsa y Banco LaFise formaron parte de la ruta millonaria que malverso fondos del Instituto Hondureño de Seguridad Social.

A pesar de que esta información ya es publica ningún fiscal hondureño ha abierto una línea de investigación, que tenga como resultado el determinar el grado de responsabilidad de estas instituciones bancarias y del entre que rectora la banca en Honduras, la Comisión Nacional de Banca y Seguros, por haber prestado sus plataformas para dichas transacciones ilícitas y al margen de la ley.

La banca hondureña privada lavo casi 300 millones de lempiras a 10 empresas de maletín que operaban con el IHSS y ha quedado expuesto el que en estos negocios sucios que se realizaban para malversar fondos, utilizaron los bancos nacionales para pagar a proveedores de acuerdo a las líneas de crédito aprobadas por Mario Zelaya.

PARA QUE APRENDAN EN HONDURAS

Se informo recientemente que el Instituto Nacional de Finanzas de Andorra (INAF), país europeo, ha decidido este martes intervenir la Banca Privada de Andorra (BPA), una de las principales entidades financieras del Principado y matriz de Banco Madrid en España, tras una denuncia de Estados Unidos por blanquear dinero procedente del crimen organizado, según ha informado el Gobierno andorrano, que ha matizado que la medida no tiene que ver en absoluto con la solvencia de la entidad sino con esas prácticas supuestamente irregulares.

Según reportes el regulador ha mantenido una reunión con el consejo de administración de la entidad, propiedad de la familia Cierco Noguer, para trasladarle los términos y condiciones de la intervención. La entidad dispone ahora de 60 días para presentar sus alegaciones y explicarse. Entre las medidas que han planteado las autoridades estadounidenses, destinadas a limitar su capacidad operativa, están prohibir a las entidades de Estados Unido operar con BPA, medida que afecta a toda la red y las filiales de la entidad, por tanto también a Banco Madrid, que compró en julio de 2011.

El Tesoro de los Estados Unidos ha acusado al grupo financiero andorrano de canalizar fondos procedentes de organizaciones criminales de países como Venezuela, Rusia y China a cambio de comisiones. «El 6 de marzo de 2015, la directora de la Red de Lucha contra las Crímenes Financieros (FinCen) encontró motivos razonables para concluir que BPA es una institución financiera bajo sospechas de primera magnitud de que está operando fuera de los Estados Unidos lavando dinero», dice el organismo norteamericano.

En concreto, las autoridades estadounidenses apuntan en un acta a que «altos cargos de la entidad han facilitado transacciones para blaquear capitales prestando servicios a personas y organizaciones involucradas en el crimen organizado, la corrupción, el contrabando y el fraude». «Esos altos cargos mantenían nua relación estrecha con esos terceros», añade el FinCen, que les acusa de llevar a cabo esas prácticas ilícitas a cambio de «comisiones desorbitadas».

Así, por ejemplo, la investigación detalla que entre 2011 y 2013 un alto cargo de Banca Privada de Andorra prestó asistencia en ese sentido a la mafia rusa a través de Andrei Petrov, detenido en España hace dos años por blanqueo de capitales en una trama en la que también está implicado el exalcalde nacionalista de Lloret Xavier Crespo. Además, y según ese relato, otro directivo del banco está inmerso en una trama de blanqueo relacionada con fucionarios del Gobierno de Venezuela y que mediante prácticas como la falsificación de contratos habría hecho transacciones por unos 2.000 millones de dólares y ligadas a la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). Un tercer gestor de BPA aceptó sobornos a cambio de mover fondos de Gao Ping, cabecilla del «caso Emperador» y ligado a la mafia china y sus actividades de lavado de dinero y tráfico de personas.

«El fracaso de BPA a la hora de ser diligente con las cuentas de sus clientes y al prestar servicios de alto riesgo a empresas fantasma lo hacen muy atractivo», dice el departamento, que describe incluso que por eso mismo la entidad andorrana es «bien conocida» por las personas y organizaciones que blanquean capitales. La familia Pujol Ferrusola es también cliente de Banca Privada de Andorra, entidad en la que precisamente tenía depositados los cuatro millones de euros que regularizó el pasado verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>