A prisión ex miembros del Consejo de la Judicatura

Consejo de la Judicatura

La Corte de Apelaciones en Materia de Corrupción, les notificó hoy la revocación de las medidas sustitutivas a los exintegrantes del Consejo de la Judicatura y de la Carrera Judicial y ordenó su inmediata reclusión.

Entre los encausados está el expresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Jorge Alberto Rivera Avilés, así como los exintrantes del Consejo de la Judicatura, Liliam Emelina Maldonado Sierra, Teodoro Bonilla Euceda, José Francisco Quiróz y Celio Arístides Aguilera Amador.

El único de los encausados que no fue notificado de la resolución de la Corte de Apelaciones es Julio Cesar Barahona, según se conoció, debido a que se excusó por el fallecimiento de su padre y su madre se encuentra mal de salud, por lo que en los próximos días se someterá a la audiencia.

La portavoz del Poder Judicial, Lucia Villars, declaró que el juez que conoce el caso confirmó el auto de formal de procesamiento para los procesados y los puso a la orden del Instituto Nacional Penitenciario (INP).

El Ministerio Público los acusa por el despilfarro de unos 13.5 millones de lempiras, que fueron sacados como viáticos por presuntas giras.

A Rivera Avilés se le imputa unos 131 delitos de malversación de caudales públicos, mientras que Bonilla -preso por corrupción- deberá afrontar 88 acusaciones por el mismo delito, mientras fungió como vicepresidente de la Judicatura.

Mientras que a Julio Barahona se le señala de haber cometido 67 delitos de malversación de caudales públicos y a José Francisco Quiroz tiene en su contra 93 delitos de malversación.

En tanto, Maldonado habría incurrido en 67 delitos de malversación y Celino Aguilera tendrá que responder por tres delitos relacionados por falsificación de documentos privados y 78 por malversación.

El Consejo de la Judicatura desapareció en 2016 al revelarse supuestos actos irregulares que van desde nepotismo hasta exagerados cobros en viáticos.

Se conoció que Jorge Rivera Avilés, Celino Aguilera y Francisco Quiroz, permanecerán en un anexo que se encuentra en el Primer Batallón de Infantería, mientras que la abogada Liliam Maldonado, fue remitida a la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS), situada en la aldea de Támara.

En el caso de Teodoro Bonilla, él ya guarda prisión por otro caso de corrupción en el Primer Batallón de Infatería.-LaTribuna.hn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>