Madrid y Barcelona y su área metropolitana se sumarán el próximo lunes al plan de desconfinamiento

La región de Madrid y Barcelona y su área metropolitana se sumarán el próximo lunes al plan de desconfinamiento progresivo elaborado por el gobierno español para el regreso del país a la normalidad tras la pandemia de coronavirus, después de dos semanas esperando la aprobación de las autoridades sanitarias.

Los dos territorios, los más golpeados por la enfermedad durante estos meses, y Castilla y León, región limítrofe con Madrid, pasarán ese día a la llamada fase 1, después de haber quedado rezagados quince días con respecto a otras zonas del país.

El lunes «toda España estará ya como mínimo en fase 1», afirmó el viernes en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien insistió en que «cada paso» que se da «debe ser un paso seguro» para no retroceder en la lucha contra la pandemia.

Madrid, Barcelona y Castilla y León se añaden a otros territorios que pasaron a esta fase 1 durante la pasada semana. En total, suponen unos 25 millones de habitantes, el 53% de la población española.

El resto de regiones, que suman unos 22 millones de personas y representan el 47% de la población, pasarán desde el próximo lunes a la fase 2, que permite una mayor actividad económica y social.

«Si tenemos cuidado en la vuelta a las actividades, el coronavirus podría estar muy cerca de alcanzar niveles prácticamente indetectables, por lo que lo interesante ahora es que ninguna provincia dé un paso atrás», dijo el epidemiólogo Fernando Simón, portavoz sanitario para la pandemia, en rueda de prensa.

El experto explicó que los criterios con los que se evalúa el cambio de fase van variando a medida que lo hace la epidemia, y que ahora lo que prima es la capacidad de detección precoz del virus, el seguimiento de los casos y sus contactos, lo que implica reaccionar «rápido de cara un brote».

En los territorios que están en la fase 1, entre otras cosas, puede abrir el pequeño comercio sin cita previa; se pueden reunir familiares y amigos hasta diez personas; abrir las terrazas de bares y restaurantes al 50% de su capacidad, o los mercadillos al 25%, y también la apertura de hoteles sin usar las zonas comunes.

También se pueden celebrar velatorios con un número limitado de personas y abrir los lugares de culto, aunque a un tercio de su capacidad, y en el ámbito cultural, estarán permitidos los actos con límites de asistencia.

En los lugares donde esté vigente la fase 2, los bares y restaurantes servirán comida dentro de los locales con limitación de aforo, también abrirán los centros comerciales, con limitación de ocupación, mientras que se amplía el de las tiendas pequeñas.

Asimismo se amplía el aforo en los lugares de culto y se permitirán bodas, aunque con limitación de asistentes igual y se permite la reapertura de cines, teatros y auditorios, que se podrán reabrir. (EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.