La Nueva Ruta se Opone al Plebiscito y Exige debate sobre pretensión de Elevar la PMOP a Rango Constitucional

nierutpmAnte las pretensiones de Juan Orlando Hernández para  lograr que el Congreso Nacional, por mayoría calificada,  eleve a Rango Constitucional  la Policía militar de Orden Público y ante la imposibilidad de lograr un acuerdo con los partidos de oposición representados en la Cámara Legislativa, el Líder del nuevo Movimiento político Nueva Ruta, Esdras Amado López, reitero su oposición a la realización de un plebiscito y propuso categóricamente que el tema se someta  a debate, sin importar  que triunfe o pierda el terrorista gobernante.

Sectores que se identifican con la forma demagógica de gobernar de JOH, expresaron su apoyo para que se apruebe la presencia permanente en las calles de la recién creada Policía Militar de Orden Público, la cual  estaría bajo el mando directo del gobernante, lo cual es calificado por la oposición como una maniobra para debilitar la policía preventiva y convertirla en una “guardia pretoriana” al servicio de los caprichos del dictador Hernández.

El parlamentario y líder de la Nueva Ruta, Esdras Amado López, quien critica la forma demagógica y circense de gobernar, proclama entre sus principios la forma de régimen republicano con  igualdad ante la ley, independencia absoluta de poderes, pluralismo, combate a la corrupción y reglas claras para la inversión, a fin de lograr el desarrollo económico, político y humano.

Otra de las razones  del diputado López para exigir  el debate es determinar, según las acusaciones desesperadas, temerarias e irresponsables del terrorista con vocación de dictador,   quienes son los congresistas que se oponen al Rango Constitucional de la Policía militar del Orden  Público por causas  ideológicas o porque están involucrados con el crimen organizado.

Esdras Amado López, quien se perfila como un aspirante presidencial con grandes posibilidades de triunfo por la aceptación popular, dijo que insistirá para que la Cámara Legislativa, desestime la consulta a través del plebiscito y opte por el debate, el cual debe ser de altura y basado en los sagrados  intereses  del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *