La historia se repite en el río Bravo: Madre hondureña y niño de apenas dos años mueren tras ser arrastrados por las aguas

Más de tres meses después de que la fotografía con los cadáveres de una bebé abrazada a su papá ahogados en el Río Bravo diera la vuelta al mundo y causara indignación sobre los peligros a los que se exponen los migrantes en su periplo desesperado hacia EEUU, y después de otro caso similar en agosto, la historia vuelve a repetirse, con la muerte de una madre hondureña y su hijo de dos años tras ser arrastrados por las aguas del mismo río en la frontera con México, confirmó a Noticias Telemundo la Patrulla Fronteriza

Madre e hijo hondureños mueren ahogados en el Río Bravo

El miércoles 11 de septiembre, aproximadamente a las 8:15 a.m., los agentes de la Patrulla Fronteriza asignados a la estación de Del Río recibieron información sobre un posible ahogamiento en el tramo de San Felipe Creek. Tras una intensa búsqueda , un bote del Servicio de Aduanas y Control Fronterizo de EEUU (CBP, por sus siglas en inglés) recuperaron el cuerpo de una mujer y un niño pequeño. Los agentes notificaron a las autoridades locales, quienes tomaron la custodia de los perecidos.

La desesperación de la hondureña, quien llevaba varios meses en un campamento en Matamoros, México, a la espera de recibir noticias sobre su petición de asilo en EEUU, la llevó a cruzar el peligroso río junto con su hijo de apenas dos años para llegar a territorio estadounidense donde viven su esposo y junto con sus otros dos hijos, pese a la insistencia de otros migrantes del albergue para que no lo hiciera.

La nueva tragedia que vuelve a teñir de luto a la comunidad migrante que espera respuesta a sus peticiones de asilo en EEUU en diferentes puntos de la frontera con México se produce después de que en junio en el mismo río a solo millas del cruce de Eagle Pass, un padre migrante y su hija de 23 meses se ahogaran.

La imagen, la niña sujetada al padre dentro de su camisa, sus cuerpos sin vida tendidos a la orilla del río entre los lirios, dio la vuelta al mundo. Y la devastadora fotografía se volvió un símbolo de los peligros que enfrentan los migrantes en busca de una mejor vida.

A ese caso siguió otro similar en agosto, cuando un niño de tres años se perdió al intentar cruzar la frontera junto con su madre en el sector del Río Grande. La mamá, una mujer hondureña de 28 años, murió intentando cruzar las turbulentas aguas del río. Su cuerpo fue localizado por la Patrulla Fronteriza, quienes lo entregaron a las autoridades del condado del condado de Maverick, mientras que el cadáver del pequeño nunca fue encontrado.

El 20 de agosto, cerca de la 1:30 am, hora local, un grupo de 12 migrantes fueron avistados cruzando el Río Grande cerca de un puerto de entrada. Al acudir al sitio, los migrantes le dijeron a los agentes que la mujer y su hijo de tres años habían sido arrastrados por la corriente.

Tan solo en el 2018, un total de 283 personas perdieron la vida en el peligroso río. —Telemundo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *