Un nuevo caso de presunto abuso sexual en Iglesia católica chilena

La justicia chilena investiga a un sacerdote de una institución de beneficencia de la iglesia católica, acusado de un presunto caso de abuso sexual en contra de un interno de 37 años con discapacidad intelectual.

Según un comunicado de esa jerarquía, tanto el religioso como la víctima pertenecen al Pequeño Cottolengo de Santiago, una entidad dedicada hace más de 40 años a asistir a personas en riesgo social y con discapacidad intelectual.

En el texto,la Iglesiacatólica reconoce que en los últimos tiempos esa institución ha enfrentado “algunas situaciones delicadas”, como tres casos de acusaciones de supuesto maltrato y negligencia.

El 30 de mayo pasado se puso en conocimiento de la justicia una denuncia por posible abuso sexual que afectaría a un interno de ese hogar, con discapacidad intelectual, cuyo presunto agresor es un sacerdote de la institución.

“El mismo Pequeño Cottolengo ha proporcionado al Ministerio Público todos los antecedentes recabados para la investigación”, precisó la nota.

Añadió que el propio sacerdote presentó personalmente una denuncia ante una fiscalía para que se investigue la imputación, la iglesia estableció una investigación canónica y lo separó temporalmente de sus funciones.

Este nuevo caso viene a sumarse a las más de 200 denuncias que en los últimos meses han afectado a distintos colegios de la capital y por las que también se encuentran suspendidos algunos religiosos.

El fiscal nacional, Sabas Chahuán, dijo ayer a los periodistas que la policía investiga presuntos abusos sexuales en 127 colegios de Santiago de Chile, la mayoría ubicados en la zona oriente de la capital.

Ante esta sensible situación, el Gobierno del presidente chileno, Sebastián Piñera, aprobó la aplicación de diez medidas para reforzar la prevención y el combate a los abusos sexuales contra menores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.