Ucrania dice que ha sufrido el mayor ciberataque de su historia

El Ministerio de Transformación Digital de Ucrania denunció hoy el mayor ciberataque de la historia del país, que comenzó la víspera y no ha cesado todavía, aunque no ha causado grandes afectaciones.

«Ayer 15 de febrero tuvo lugar el mayor ataque DDoS (denegación de servicio) en la historia de Ucrania contra los sitios web estatales y el sector bancario», declaró en rueda de prensa el viceprimer ministro y ministro de Transformación Digital ucraniano, Mijaíl Fiódorov, citado por la agencia UNIAN:

El alto funcionario indicó que fue un ataque preparado con antelación y cuyo costo «asciende a millones de dólares».

«El objetivo era desestabilizar la situación y desatar el pánico», indicó.

El jefe del departamento de ciberseguridad del Consejo de Seguridad de Ucrania (SBU), Ilyá Vityuk, señaló a su vez que es demasiado temprano para apuntar a un responsable directo, pero constató que el alto costo de una operación de este tipo descarta la posibilidad de que un jáquer solitario o un pequeño grupo.

«Este tipo de ataques son llevados a cabo por Estados a través de los servicios de inteligencia e infraestructura especialmente creada. Vemos con claridad la huella de servicios de inteligencia extranjeros», indicó.

Por su parte el ministro de Interior ucraniano, Denís Monastirskii, afirmó que el ataque «buscó bloquear los sitios web estatales, atacar la aplicación ‘Diia’ (el portal de documentación ucraniano) y los principales bancos de Ucrania».

«En particular atacaron al Ministerio de Defensa, al Ministerio del Interior. Gracias a ellos hoy la aplicación ‘Diia’, los bancos estatales y los correspondientes sitios trabajan adecuadamente», señaló.

Según el subdirector del Servicio Estatal de Comunicaciones y Protección de la Información, Víktor Zhora, «la situación está totalmente controlada», aunque «el ataque continúa».

«Los indicadores medios de la potencia del ataque detectado por el Sistema de Protección de Acceso a Internet alcanza varias decenas de gigabites por segundo», explicó, al señalar que la entidad ha establecido el uso de diversas tecnologías de ataque.

Por su parte, el subsecretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania, Serguéi Demedyuk, calificó el ataque como una ofensiva «informativa y psicológica».

«No era destructiva, no dañó la infraestructura, sino que buscaba exclusivamente incidir en la población: mostrar la falta de acceso a los recursos informáticos que ofrecen el Estado y los bancos», alertó, y recordó que la víspera muchos clientes recibieron mensajes de texto que alertaban sobre fallas en los cajeros automáticos.

«Se trató de un ataque coordinado, para que la propia gente comenzara a ayudar a los criminales a llevar a cabo su ataque DDoS pasivo a los recursos mediante la revisión de sus activos y el retiro de fondos», explicó.

Pese a ello, indicó, «no hubo pérdidas, roturas o robos. El sistema financiero funciona establemente, el energético trabaja sin fallas».

Las webs gubernamentales de Ucrania ya sufrieron un masivo ciberataque en enero, en medio de fuertes tensiones con Rusia, que ha concentrado más de 100.000 soldados cerca de la frontera ucraniana.

Kiev afirmó en aquella ocasión que vio «algunos signos» de implicación de hackers asociados con Rusia en el ataque cibernético, que afectó la labor de más de 70 páginas web del Gobierno, incluidos los del Gabinete de Ministros y el Ministerio de Asuntos Exteriores. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.