Si queremos la CICIH hay que legalizar la junta directiva del Congreso: diputado Girón

Marco Eliu Girón, diputado oficialista del partido Libertad y Refundación (libre), manifestó este lunes que si se quiere que la Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras “primero hay que corregir muchas cosas en la nación”, puntualizó.

En ese sentido, Girón considera que, si se quiere que el mecanismo anticorrupción se instale en el país, se tiene legalizar primeramente la junta directiva del parlamento hondureño, mismas que es presidida por el diputado del Partido Salvador de Honduras (PSH) Luis Rolando Redondo.

“Si queremos que venga la Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad, hay que corregir ciertas situaciones como legalizar la junta directiva del Congreso Nacional”, puntualizó el parlamentario disidente de Libertad y Refundación.

Girón es parte de los 20 diputados disidentes del partido oficialista que apoyaban la candidatura del legislador Jorge Cálix, para que presidiera el Poder Legislativo hondureño, cuyo conflicto mantuvo en zozobra al país apenas en el inicio del mandato de Xiomara castro de Zelaya.

Al respecto, opinó que si el partido Libre, determina expulsarlos de la institución, entonces si cabe la idea de conformar una bancada independiente en el Congreso Nacional y podrían como presidente al legislador Jorge Cálix, a quien ya habían propuesta para que dirigiera el Legislativo.

Honduras busca instalar la CICIH para hacerle frente a la corrupción, así como la MACCIH desde enero de 2016 hasta 19 de enero de 2022 tras un convenio entre el gobierno y la Organización de Estados Americanos (OEA), producto de una masiva demanda ciudadana en las calles.

Tras la salida de la MACCIH, algunos de los 13 casos se revirtieron en los tribunales, gracias al nuevo Código Penal y el cambio de gobierno generó expectativas sobre el combate a la corrupción, pero una amnistía política, creó dudas a la actual administración 1ue llegó al poder con la promesa de erradicar ese y otros flagelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.