Según departamento de estado “los sectores automotriz e inmobiliario lavan en grande”

En Honduras, los cárteles del narcotráfico blanquean las ganancias de sus actividades ilícitas a través de la banca y otras entidades no financieras, según el Reporte de País emitido por la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

En el Reporte Estratégico Internacional para el Control de Drogas del 2017 se reconoce que Honduras no es un importante centro financiero regional o extraterritorial, pero el lavado de dinero continúa, principalmente, debido al tráfico de narcóticos de la región. También establece que se blanquean capitales provenientes del tráfico de inmigrantes ilegales a Estados Unidos, la extorsión, el secuestro y la corrupción pública. Añade que, durante 2016, la Comisión Nacional de Banca y de Seguros (CNBS) emitió algunas regulaciones necesarias para implementar las revisiones de 2015 a la ley contra el blanqueo de capitales.

El informe refiere que el personal de la unidad con lavado de activos necesita capacitación adicional, al tiempo que se debe mejorar su capacidad para desarrollar y diseminar tipologías de lavado de dinero. Asimismo, el reporte en mención detalla que los actores clave que luchan contra este flagelo deben mejorar la coordinación interinstitucional, tomando en cuenta que estas labores corresponden a la CNBSy al Ministerio Público.

OTROS RECELOS

Se sospecha que la mayoría de los ingresos están controlados por organizaciones locales de narcotráfico y por grupos del crimen organizado transnacional. El documento precisa que “el la vado de dinero ocurre en mayor medida en el sector no financiero.

Las autoridades han detectado actividades de lavado de dinero a gran escala en los sectores automotriz e inmobiliario y, en menor medida, en empresas de remesas”. También hay recelos de ser utilizadas para lavado las “casas de cambio, el sector de la construcción y muchos otros tipos de empresas. Otra área de vulnerabilidad es la legalidad de las acciones al portador, que presentan un importante desafío de lavado de dinero”.

La circulación que ciudadanos de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, conocido como el “Acuerdo CA4” con el documento de identidad “representa una vulnerabilidad para el movimiento transfronterizo de contrabando y el producto del delito”. No obstante, desde el año anterior Nicaragua aplicó restricciones al libre tránsito de personas provenientes de estos países al pedir, por adelantado, una solicitud de ingreso cuando no se trata de grupos de personas, lo que le permite investigar más a fondo a los solicitantes.

CONTRABANDO A GRANEL

El informe argumenta que cuando “se combina con la corrupción a gran escala dentro de los sectores judiciales y de aplicación de la ley, esto contribuye a un clima favorable para el lavado de dinero significativo”. También “hay contrabando de efectivo a granel, en licor, armas de fuego, gasolina, ropa, langosta atrapada ilegalmente y cigarrillos”. En 2015, Honduras emitió regulaciones relacionadas con Negocios y Profesiones No Financieras (DNFBP, siglas en inglés), a la par se está

desarrollando un registro sobre este sector. A partir de mayo de 2016, la CNBS emitió algunas de las regulaciones de implementación para las reformas de 2015 a la ley de lavado de dinero.

BARRERAS

Debido a estas precauciones, el representante de productores agrícolas y comerciales de la zona del Bajo Aguán, en el litoral atlántico hondureño, Carlos Alemán, se quejó que los bancos ahora les ponen varias trabas al momento de solicitar un préstamo, pese a que las actividades que desarrollan son lícitas. En este informe, el Departamento de Estado enfatiza que Honduras puede intercambiar información en conexión con investigaciones y procedimientos de narcóticos con los Estados Unidos bajo los tratados y convenciones apropiados.

El gobierno comenzó a trabajar en la creación de un programa de grado, en coordinación con una universidad hondureña, sobre lavado de dinero y financiamiento antiterrorista y concluye el informe en mención que pese a los hallazgos, “Honduras no está sujeto a sanciones o sanciones internacionales o de los EE.UU.”

“MEJOREN COORDINACIÓN”

La evaluación del Departamento de Estado es a nivel internacional y recalca la alianza que tienen los países del Triángulo Norte de Centroamérica: Honduras, Guatemala y El Salvador en contra de las actividades delictivas.

Cita que el 2016 los gobiernos de estos tres países acordaron luchar juntos en contra de las amenazas y los riesgos para la región causados por el crimen organizado. Según el acuerdo, los países formarán una fuerza trinacional para luchar contra las pandillas. También se crearán grupos interinstitucionales que trabajarán en las fronteras del Triángulo Norte. Un objetivo del acuerdo es brindar estos pueblos la capacidad de actuar más rápidamente y trabajar juntos de manera organizada.

Durante 2016, los fiscales hondureños llevaron a cabo 24 enjuiciamientos relacionados con el lavado de activos y se obtuvieron siete condenas. La Unidad de Delitos Financieros debe mejorar su capacidad para detectar y describir las tipologías de lavado de dinero, difundir información sobre tipologías a las entidades reguladas. Finalmente, recomienda que los actores clave dentro de las agencias de aplicación de la ley y las agencias clave deberían tratar de mejorar la coordinación con respecto a la implementación del régimen de lucha contra el lavado de activos en Honduras.-ElPaís.hn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.