Sectores invocan auxilio internacional en proceso de elección de la CSJ ¿se podrá?

Sectores políticos hondureños en contantes desacuerdos ven posible que la comunidad internacional tenga participación en el proceso de elección y selección de los magistrados que conformarán por los próximos siete años la nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Esta semana comenzaron las reuniones entre autoridades del Congreso Nacional y los siete organismos que integrarán la Junta Nominadora de los 45 candidatos a convertirse en los 15 magistrados del nuevo Poder Judicial hondureño.

De momento hay tres propuestas de reformar al mecanismo de elección en el Congreso, dos de ellos presentados por los vicepresidentes oficialistas de este Poder, Rasel Tomé y Fátima Mena, además una presentada por el Poder Ejecutivo, a través de la Secretaría de la Transparencia.

Sin embargo, los proyectos fueron turnados a la comisión de dictamen y hasta el momento se desconoce cuándo estarán listos, aunque sectores oficialistas aseguran que los análisis están avanzados y posiblemente esta semana estarán culminando su tarea de dictaminar.

En el Congreso no hay todavía un panorama claro sobre el procedimiento, el tiempo se está acortando ya que la legislación otorga hasta finales de este mes de julio, la posibilidad para que se convoque a las organizaciones encargadas de nominar a los futuros magistrados.

Recientemente el presidente del Legislativo, Luis Redondo propuso en que la Junta Nominadora, haya espacio para connotados hondureños que destacan a nivel internacional, entre los que menciona a varios científicos con nacionalidad hondureña.

Sin embargo, esa propuesta de Redondo ha encontrado respuesta de manera casi inmediata en el Colegio de Abogados de Honduras, a través de su presidente Rafael Canales, quien asegura que idea del presidente del Legislativo “no están enmarcada en la Constitución”.  

Justamente hoy el Partido Nacional en oposición, reveló una carta enviada al Secretario General del Organismo Naciones Unidas (ONU), Antonio Manuel Guterres de Oliveira, donde se le solicita tener una participación como veedor del proceso de elección y selección del Supremo.

Históricamente la elección de los magistrados de la CSJ, ha sido una repartición de cargos entre partidos políticos con mayor caudal electoral, hasta ahora los operadores de justicia son afines al Partido Nacional y Liberal, por lo que Libertad y Refundación desde el poder busca su cuota.

Es oportuno decir que el vicepresidente del Congreso, Rasel Tomé, aseguro tiene platicas con la bancada del Partido Salvador de Honduras y Partido Liberal respecto a la elección de la Corte, incluso afirmó que algunos diputados nuevos estarían apoyando el proceso.

El Partido Nacional con 44 votos en el CN, ha manifestado que no aceptarán que se conforme una Corte Suprema de Justicia, donde la mayoría de magistrados sean afines (8) a Libertad y Refundación, incluso sostienen que se mantendrán unidos en una sola postura hasta el final.  

En el reciente pasado, Honduras permitido mecanismos externos como la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH) para luchar contra ese flagelo y ahora apuesta con el auspicio de la UNO, vuelva a instalarse un mecanismo anticorrupción internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.