Se exige peso de la ley contra victimario de joven universitaria

Tegucigalpa

Familiares, amigos y compañeros de estudios exigieron todo el peso de la ley contra el victimario de la jovencita Nerly Zohemy Mendoza (22), ultimada con saña por un drogadicto enamorado de ojos, en la colonia Canaán, en Tegucigalpa, el martes anterior.

De profesión maestra de educación primaria y originaria de San Antonio de Oriente, El Paraíso, Mendoza murió a manos de Carlos Adonis Torres Velásquez, un vecino que la mató sin piedad alguna a puñaladas, al no ser correspondido sentimentalmente.

La jovencita estaba a punto de graduarse de la carrera de comercio internacional por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El sujeto fue detenido, minutos después de haber cometido el crimen de alto impacto en la misma colonia donde sucedieron los hechos.

Muy consternada, la hermana de la víctima, Anahí Mendoza, contó que su pariente le ayudaba a cuidar a sus hijos y se dedicaba a estudiar y viajar de la casa a la universidad y viceversa.

“Mi hermana se acababa de salir del baño y se estaba vistiendo cuando él entró”, recordó Anahí Mendoza y Torres Velásquez al no poder violarla, decidió matarla a puñaladas.

Según personal de Medicina Forense, el sujeto le asestó 14 heridas cortopunzantes a la jovencita, incluyendo una en el cuello que prácticamente le quitó la vida al momento.

Por tal razón, la pariente hizo un llamado a las autoridades a que no dejen la muerte de su hermana en la impunidad, porque hay suficientes pruebas para condenar al imputado.

De igual manera, los compañeros de clases realizaron ayer un plantón en el edificio C1, de la Ciudad Universitaria.

Colgando en una especie de mural pancartas con mensajes de “Justicia para Nerly”, “No estamos todas, falta Nerly”, “No más feminicidios”, las entrañables amigas y compañeras universitarias rindieron homenaje póstumo, a manera de despedida, a la querida jovencita.

Algunos de los compañeros sacaron de una de las aulas, el pupitre en que a diario se sentaba Nerly Zohemy. Alrededor de la silla con una foto en vida de la muchacha colocaron velas encendidas.

Otros alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNAH llevaron arreglos florales en memoria de la apreciada muchacha que era una aventajada estudiante.

Al respecto, el rector de la UNAH, Francisco J. Herrera Alvarado, se pronunció sobre el execrable crimen de una de las estudiantes de la máxima casa de estudios superiores del país.

Mediante su cuenta de Twitter deploró: “Lamentamos la muerte de la joven Nerly Mendoza destacada estudiante de la carrera de comercio internacional. Exigimos a las autoridades competentes justicia para ella y su familia. La comunidad universitaria estamos de luto y consternados por lo ocurrido”.

En su cuenta de Facebook, Anahí Mendoza, hermana de la víctima escribió: “Ninguna madre debería pasar ese dolor. Ninguna mujer ni niña debería morir así, ningún niño debería ver esa escena, ninguna hermana debería despedir así a su hermana. El amor de Dios y el consuelo para esa madre que sufre la irreparable pérdida, para su hermana y sobrinos. Dios sea el consuelo. ¡Justicia al menos es la esperanza!

Me quedo con su dedicación, los años de infancia compartidos y nuestro último fin de año. Ya estás con papi y mami. Descansa en paz Nerli, ángel de tus tres sobrinos. Te vas junto con todos tus méritos niña, pero te quedas en nuestros corazones. UNAH Universidad Nacional Autónoma de Honduras”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.