Salvador Nasralla dijo que su agenda va más allá de lo que tradicionalmente hacen los designados presidenciales, una figura que dijo debe cambiarse a vicepresidente

El designado presidencial de Honduras, Salvador Nasralla, presentó este miércoles los resultados de los primeros 100 días de su gestión y reiteró que el sueldo que percibe se deposita en una cuenta que está destinada para ejecutar proyectos sociales.

Parte del salario se ha transferido al Centro de Formación San Juan Bosco, de Tegucigalpa, Francisco Morazán, que había estado cerrado por falta de recursos para la capacitación técnica a jóvenes para que tengan más oportunidad de entrar al mundo laboral, dijo Nasralla.

A su vez, aseguró que está identificando otros centros donde se dan cursos técnicos y que por alguna u otra razón están cerrados, a fin de disponerles su sueldo para que sigan con sus labores de formar a jóvenes.

Según el Portal de Transparencia de Casa Presidencial, actualizado a noviembre de 2021, el salario de un designado presidencial es de 100 mil lempiras.

En la presentación Salvador Nasralla, del Partido Salvador de Honduras, destacó que su despacho trabaja en temas de anticorrupción, transparencia, agua y saneamiento, educación, migrantes, deporte y salud.

Dijo que en su gestión ha entregado útiles, provisiones a niños de orfanatos, donación insumos médicos, apoyo al deporte, gestión anticorrupción, además de acercamientos con la comunidad internacional para traer la inversión al país.

También afirmó que su agenda ha incluido reuniones con los representantes de la empresa privada y cámaras de comercio, así como con inversionistas extranjeros, sobre todo de Estados Unidos,.

De igual manera, se ha reunido con delegados de la embajada de Japón y cooperantes internacionales.

«Hemos servido como nexo entre la empresa privada y los ministros de diferentes carteras ministeriales, como el FHIS, Aduanas, Idecoas, para tratar de acelerar procesos administrativos que llevan años en hacerse», aseguró Salvador Nasralla.

«Lo que estamos haciendo va mucho más allá de lo que tradicionalmente hacen los designados presidenciales», una figura que aseguró debe de cambiarse y que el gobierno del país quede representado solo por un presidente y un vicepresidente.

Para concluir, Salvador Nasralla dijo que su intención como designado presidencial es ayudar a Honduras, país al que consideró un paraíso y que ha estado en pobreza por asuntos políticos.

El gobierno que preside Xiomara Castro, de Libertad y Refundación, comenzó su periodo de cuatro años el 27 de enero de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.