Rescatan a 119 migrantes hondureños de morir asfixiados en camión

Un total de 119 migrantes hondureños fueron rescatados en las últimas horas de morir asfixiados en el cajón de un camión, donde viajaban para ingresar de forma ilegal a los Estados Unidos.

De acuerdo con la agencia AP en su totalidad era 126 migrantes, entre ellos 56 menores, procedentes de Centroamérica, quienes iban en el interior del tráiler por el estado de Veracruz, en el este de México, una ruta tradicional de los flujos irregulares de personas rumbo a Estados Unidos.

El Instituto Nacional de Migración, los extranjeros viajaban en el camión «en total hacinamiento y con signos severos de deshidratación» al momento de ser rescatados por las autoridades el sábado.

Los migrantes viajaban desde Honduras, de donde son oriundos 119 de ellos, y el resto son de Guatemala. Dos presuntos traficantes de personas fueron puestos a disposición de la fiscalía federal, agregó el documento.

Los migrantes fueron trasladados al Puerto de Veracruz con la colaboración de la policía estatal y allí recibieron atención médica, alimentos y agua mientras se informaba a sus respectivos consulados de su situación.

Hace tres semanas, 10 personas murieron después de ser halladas en un tráiler estacionado en un Wal-Mart en San Antonio en un día caluroso.

Casi 20 de los rescatados fueron hospitalizados en condiciones graves, muchos sufrieron severa deshidratación y golpe de calor.

El conductor de ese vehículo permanece bajo custodia federal, acusado haber transportado ilegalmente a inmigrantes para obtener una ganancia económica y con resultado letal.

Funcionarios de inmigración dijeron que los sobrevivientes estimaron que en un momento dado llegó a haber 100 personas en el vehículo.

Los funcionarios señalaron que 39 personas estaban dentro del tráiler cuando los rescatistas llegaron.

El resto pudo haber escapado o haber conseguido a alguien que los llevara a su próximo destino.

Las aprehensiones fronterizas han aumentado cada mes desde que cayeron en abril a su nivel más bajo en 17 años. Los tractocamiones se convirtieron en una herramienta popular para el tráfico humano a principios de la década de los 90 tras el aumento en la seguridad de la frontera en San Diego y El Paso, donde estaban las rutas más concurridas para cruzar de forma ilegal.

Antes de eso, la gente pagaba pequeñas cuotas a contrabandistas para que los llevaran a través de la frontera, la cual casi no tenía vigilancia.

Cruzar la frontera para llegar a Estados Unidos se convirtió en algo mucho más complicado luego de los ataques terroristas en Estados Unidos en 2001, y los migrantes no autorizados empezaron a ser conducidos a través de terrenos más peligrosos y a pagar miles de dólares para poder cruzar.-AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.