Presidente Lobo asiste a actos inaugurales de la construcción del Trans 450

El Presidente Porfirio Lobo Sosa y el alcalde capitalino, Ricardo Álvarez, colocaron este martes, la primera piedra del novedoso servicio de transporte urbano Trans 450.

El Trans 450 o metrobus es una de las estrategias de desarrollo sostenible que contiene el plan “Capital 450” de la alcaldía municipal del Distrito Central, con el propósito de resolver el problema del transporte urbano y de congestión vehicular.

La ceremonia, en la que se firmó el contrato de financiamiento otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el Tras 450, se realizó a inmediaciones de la torre Davivienda, zona en la que iniciará la construcción del primer tramo que va desde el Estadio Nacional de Tegucigalpa hasta la colonia Kennedy, corredor que tendrá una inversión de 19. 82 millones de dólares.

En ese sentido, el Presidente Lobo Sosa calificó el acto de histórico para la capital.

“Esto viene  a cambiar el transporte colectivo de la capital y marca una diferencia que el pueblo jamás va a olvidar, en un enorme esfuerzo del alcalde Álvarez”, dijo.

Agregó que hablar de una alternativa con capacidad de 160 pasajeros es extraordinario, comparado con las unidades existentes en la ciudad capital.

“Esta obra marca al alcalde Álvarez como un líder con visión de futuro, que por obras, como el proyecto de la represa Guacerique, la gente le recordará”, acotó.

Asimismo, el Gobernante resaltó el apoyo del BID y de su representante en el país, Ian Walker, quien pone mucho corazón y es un gran servidor del pueblo.

Por su parte, el alcalde capitalino, Ricardo Álvarez,  comentó que este proyecto es el inicio de un sueño de muchos hondureños que quieren a la gran ciudad capital.

“Estoy contento de saber que conté con el respaldo del Presidente Porfirio Lobo Sosa y del Comité Capital 450 para tener este sistema de transporte”, manifestó.

En ese sentido, el edil reveló que previo a ser reelecto le planteó al Mandatario hondureño la importancia del proyecto y de trabajar en obras para los más pobres.

“Me place decirle al Presidente, muchas gracias por confiar y haber sometido al BID esta iniciativa que traerá tantos beneficios a la capital y su gente, porque es justo que haya un sistema de transporte seguro, eficiente y económico”, aseveró.

Finalmente, Álvarez detalló que se espera que la obra esté concluida en doce meses, con lo que comenzaría a operar el 20 de febrero del 2014, cuando entrarán en servicio veinte unidades articuladas y otras cuarenta llamadas alimentadoras.

En el acto, estuvieron, la designada presidencial y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillen, la ministra de Turismo, Nelly Jerez y la corporación municipal en pleno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.