Presidenta Castro pide a la OIT revisar los tratados de libre de comercio

 La presidenta Xiomara Castro pidió a los representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), revisar los tratados de libre de comercio (TLC) que posee Honduras.

“Se debe revisar los tratados de libre de comercio, porque a quienes más afectan son a los trabajadores de los países más rezagados”, declaró Castro en un mensaje difundido en video.

Comentó que los países rezagados se caracterizan por su dependencia del sector agrícola nacional y que los pequeños productores no pueden competir con los grandes.

La mandataria hondureña indicó que el sector informal y el trabajo infantil aumentaron con la reciente crisis.

En ese sentido, sostuvo que el orden de las cosas solo se puede cambiar con “transformaciones radicales”, el rescate de las instituciones públicas absorbidas por las privatizaciones.

Puntualizó que el mercado no vela por el objetivo común y que el trabajo sirve para velar por la justicia y la paz.

Castro comentó que su gobierno está orientado en comprometerse con la libertad sindical, contratación colectiva y el aumento de los trabajadores afiliados al seguro social.

Aseguró que apoyará los derechos del trabajo doméstico y que combatirá la violencia y el acoso en el mundo a través del dialogo.

Destacó que la derogación de la Ley de Empleo por Hora como la Ley de Secretos y la ley de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDEs).

Señaló en su mensaje que la emergencia del COVID-19 evidenció que el sistema capitalista desconoce el derecho de los pueblos a la salud y a las necesidades del mercado.

“El sistema hegemónico no ha sido la respuesta a la pandemia, ha profundizado las históricas desigualdades estructurales y la pobreza en nuestra nación”, aseveró.

Opinó que la aplicación de monopolios y oligopolios financieros, que con sus créditos excluyen millones de personas del derecho al trabajo, al poco acceso a la producción y al consumo de bienes de servicios, se traduce en caravanas de migrantes a las metrópolis de Europa y EEUU.

Lamentó que la guerra en Ucrania implica que los países enfrentan tres nuevas grandes crisis: alimentaria, energética y financiera, que golpean con mayor fuerza a los países más pobres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.