Por lo menos dos muertos en múltiples ataques contra transportistas

Un taxista fallecido, otro herido y un conductor de autobús acribillado a balazos es el saldo de tres ataques a unidades de transporte público en las últimas 12 horas en Honduras.

Apenas comienza el año y el golpeado rubro del transporte ya es víctima de la criminalidad y grupos extorsionadores que se han convertido en su cáncer.

La primera víctima se registró en horas de la noche del martes en pleno centro de la capital hondureña, cuando el joven Olman Eduardo Herrera Paz (22) recibió varios impactos de bala en su cuerpo, segándole la vida casi instantáneamente.

De acuerdo con el relato de testigos, un grupo de taxistas estaba en compañía de la víctima, afuera de sus unidades, cuando de pronto llegó un individuo a cobrar la renta de extorsión, ambos empezaron una fuerte discusión y el sicario sacó su arma y le infirió varios impactos en el cuerpo.

Pese a que la víctima fue trasladada de inmediato por sus compañeros a un centro hospitalario privado de la capital, falleció horas después.

Otro ataque

Un taxista estuvo a punto de morir esa misma noche, pero en el barrio La Hoya de la capital, cuando individuos fuertemente armados lo interceptaron para quitarle la vida.

El transportista, de quien se desconoce el nombre, se encontraba en el punto de taxis de la ruta La Hoya-Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), cuando fue atacado

El hombre fue llevado de inmediato a un centro asistencial para ser atendido. Hasta el momento se desconoce su estado de salud, y las causas del hecho, no obstante, las autoridades manejan como primer hipótesis el cobro de la extorsión.

Crimen en San Pedro Sula

Un conductor de autobús ejecutivo perdió la vida de manera violenta la mañana de este miércoles en el barrio Lempira de la ciudad de San Pedro Sula, zona norte de Honduras.

La víctima fue identificada preliminarmente como Agenor Moreno, quien conducía la unidad 115, la cual quedó entre la 10 calle, 8 avenida del centro de la ciudad.

En primera instancia se conoce que individuos fuertemente armados que se conducían en una camioneta interceptaron la unidad para dispararle a quemarropa al transportista.

Pese a que las indagaciones aún están en proceso, las autoridades aseguran que el primer causal que se investiga es el cobro de la extorsión, del que se ha quejado durante los últimos años el rubro del transporte. Mientras se llevan a cabo las investigaciones, esta mañana amaneció militarizado el punto de taxis de la colonia 21 de Octubre en la capital.-Elheraldo.hn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.