Opinión de Javier Aguilera: LOS CONSENSOS Y LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

Opinion de Javier AguileraAl leer el titular, sugiere pensar que analizaremos el comportamiento de organismos o personas envestidas de autoridad, que atropellan y violentan derechos fundamentales del ser humano en todas las áreas del quehacer humano.

Podríamos pensar del policía que abusa de un ciudadano usando fuerza desmedida al momento de requerirlo, el abuso de un funcionario que despide injustificadamente a un empleado o lo atropella, le falta al respeto o lo humilla.

Pero en esta ocasión quiero abordar la violación a los derechos humanos en la política vernácula donde se dan con frecuencia los abusos de autoridad, los atropellos, las descalificaciones, el negar la participación en la los cargos de elección y de dirección partidaria, el que autoridades de los partidos decidan por la mayoría sin haber contado por lo menos la aprobación de los lideres a quienes el pueblo a delgado para los representen.

En los últimos días hemos visto este fenómeno en los partidos de reciente creación y quienes se volvieron irrespetuosos de los derechos humanos ante miembros y dirigentes de esas instituciones políticas, donde los caudillos se dan a la tarea de violar los principios básicos de estos derechos inherentes al ser humano como son los de elegir y ser electo.

Pero es aquí cuando la institucionalidad debe salir al paso para evitar que se cometa un crimen o un delito contra las personas que forman parte de estas fuerzas políticas, y en apego a ley buscar que esas personas no sea atropelladas o agredidas en su deseo de participar políticamente.

La demostración del accionar de La Fiscalía de los Derechos Humanos en contra del atropello, que desde el Partido Libre a gestado José Manuel Zelaya  en contra del sub coordinador y Diputado Esdras Amado López y que ha mandado que sea el Comisionado de Los DD.HH, (CONADEH) el que conozca de esa violación donde no se le permite participar en la reelección para sub coordinador de LIBRE.

En LIBRE se volvió una costumbre perniciosa que Mel Zelaya abuse de las bases y de las autoridades partidarias mediante consensos, que se volvieron mecanismos absurdos, abusivos y denigrantes para permitir la participación política libre y honesta de los ciudadanos.

Los consensos son el mecanismo para evitar atropellar o cercenar los derechos humanos, mas bien los que buscan los  mismos es llevar armonía y paz a las instituciones y a los ciudadanos, QUE LASTIMA QUE MEL PROSTITUYO EL CONSENSO SOLO PARA FAVORECER SUS INTERÉS PARTICULARES Y PERSONALES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.