Opinión de Javier Aguilera: EL DERECHO HUMANO A ASPIRAR A SER ELECTO SE DEBE RESPETAR EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Javier AguileraLa participación política es un derecho humano que es inalienable, como lo es el de elegir y ser electo, condición que debe ser defendida y respetada por las instituciones políticas y las autoridades nacionales como ya lo hacen las leyes internacionales que garantizan a todo ciudadano estos derechos.

En Honduras la imposición o la discriminación han sido una constante en los partidos políticos, los señalamientos de dedo deberían ser de las practicas que tienen que desaparecer y abrir las puertas a la participación amplia e incondicional de personas de todos los sectores para que puedan aspirar a cualquier cargo ya sea de elección popular o de dirección de las instituciones políticas.

Especialmente los partidos de reciente participación o llamados partidos nuevos, deben tener como cultura política evitar esas malas costumbres de las fuerzas políticas tradicionales que ahora ya no permiten la disensión dentro de las organizaciones pues el caudillismo se vuelve aplastante y mediante maniobras maquiavélicas proceden a la amenaza, la persecución no solo dentro de su partido sino que recurren a los operadores de justicia del país para someter a sus adversarios a lo interno.

Vemos la triste experiencia que vive el Partido Anti Corrupción ( PAC) en donde el equivocado liderazgo del presidente de ese partido Salvador Nasralla ha creído que mediante la confrontación, imposición o prepotencia se puede manejar una institución política, creando una confrontación innecesaria que lo que está provocando es confusión e inestabilidad en la escasa dirección partidaria porque no cuentan con organización de base.

Mientras que en el partido Libertad y Refundación LIBRE, la situación difiere en mucho pues esta organización política si bien es cierto que le ha tocado vivir momentos dramáticos producto de la inexperiencia de algunos de sus militantes que ocupan cargos de elección popular o en la dirección del partido, que provoco casi la paralización del trabajo político de base  lógicamente con algunas excepciones de algunos miembros de la estructura de dirección que cumplieron misiones especificas planteadas por el coordinador general Mel Zelaya.

Vale señalar que en esta institución política la confrontación no se ha generado a nivel de liderazgos sino que en la mayoría de las veces son acciones de personas que quedaron fuera de la conducción del partido o de los cargos de elección popular, pues en su inmadurez política concibieron que si no ganaban no tenían por qué apoyar a los ganadores de los procesos y se dedicaron a torpedear después de las elecciones internas y generales a todo aquel que el pueblo de LIBRE le favoreció con su voto, llegando a tal nivel de irrespeto que han creído que pueden ordenar o girar instrucciones a las personas electas como diputados, alcaldes o regidores y no digamos en los niveles de dirección partidaria.

Si una partido político quiere mantenerse vigente y llegar al poder, que es el objetivo principal por el que nacen esta organizaciones, deben de reconocer los liderazgos naturales que tienen arrastre

popular, y que suman al crecimiento y fortalecimiento político, quien pretenda con señalamiento de dedo llevar a la dirección partidaria y a los cargos de elección popular a personas afines sin ser líderes reales  lo único que están provocando  es el descontento interno que sin duda al final repercute en que la premisa de llegar al poder se convierta en un  sueño.

El caso particular de Esdras Amado López quien a manifestado su deseo de reelegirse en el cargo de sub coordinador General de Libre esta en todo su derecho de hacerlo atreves de la corriente política interna Pueblo Organizado en Resistencia (POR) en la que participo en las elecciones internas convirtiéndose en sub coordinador y candidato a diputado con una impresionante cantidad de votos, esta será una prueba de que tan abierto esta Libre para respetar la voluntad popular mediante el voto y que  madurez política se ha adquirido, que sea la base de LIBRE quien establezca a quien quiere en los diferentes cargos no hacerlo es ser un partido con las mañas de los partidos tradicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.