Según el Gobierno menores no acompañados y unidades familiares retornan desde México

Menores migrantes

Un grupo de 120 personas, entre ellos menores no acompañados, retornaron de México hacia Honduras luego de separarse de la movilización irregular, donde –aseguran- vivieron un camino de sufrimiento y miedo por los riesgos enfrentados.

Entre las 120 personas retornadas se encuentran 52 menores no acompañados y 68 unidades familiares.

Los dos buses con migrantes salieron a las 7:00 de la noche de la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula hacia la frontera El Corinto, Omoa (Cortés), donde serán trasladados al Centro de Atención a la Niñez y Familias Migrantes “Belén” para brindarles asistencia humanitaria y las atenciones respectivas de acuerdo a cada caso.

Amarga experiencia

“Es difícil, los niños sufren, vienen aguantando hambre, frío, se enferman y es bastante duro”, asegura Karla Gómez, una joven madre proveniente de Santa Bárbara.

Gómez con lágrimas en sus ojos y su niña de cinco meses en sus brazos, contó la difícil situación que vivió en el camino y el miedo que sintió al ver que estaba poniendo en riesgo la vida de su niña.

Asegura que no se volverá a exponer a este camino en busca del mal llamado sueño americano.

De igual forma se expresó Orlando Miranda, un padre que junto a su hijo formaron parte de la movilización que salió de Honduras el pasado el 15 de enero.

Miranda contó que en el camino tuvo miedo por los riesgos que enfrentó, sin embargo asegura que está feliz de poder regresar a su país.

“Hay que detenerse de esto; miro que es cosa seria”, dijo Miranda para seguidamente pedir que “no se arriesguen a venir porque aquí no es favorable, es una cosa de suerte, hay unos que pueden andar hasta dinero y no llegan, mejor que se dediquen a trabajar allá en Honduras, donde también se hace pisto (dinero)”.

Insistió Miranda que ha sido muy duro, ha sido de aflicción, lo mejor es no hacerlo porque ya puesto uno en el camino, uno se arrepiente, pero ya es tarde.

Seguidamente apuntó que “el llamado que les puedo hacer es que mejor nos estemos en nuestra casa, ahí tenemos una vida más feliz”.

Por su parte Alex Javier Aguirre, un joven de 17 años que estuvo retenido en la estación fronteriza, lamenta la situación que enfrentó.

Aguirre se siente feliz de regresar a su casa, y le hace un llamado a los jóvenes para que no salgan de su casa porque la situación que se enfrenta en la ruta migratoria en muy difícil.

“No se vengan, piensen bien, porque aquí es muy duro el camino y lo que pasamos es feo. Estoy feliz por regresar a  Honduras, mejor me quedo comiendo arroz con frijoles y quesito en la casa, estamos bien en Honduras así como estamos”, aseguró.

Acompañamiento

El embajador de Honduras en México, Alden Rivera y la directora de Protección al Hondureño Migrante, Liza Medrano, realizaron un recorrido por la estación para poder conversar con sus compatriotas y poner a disposición el servicio de retorno que se coordina con apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Medrano informó que los menores de edad no acompañados serán reintegrados con sus familias a través de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), institución que posteriormente les da un acompañamiento para velar por sus derechos y evitar que vuelvan a ser expuestos a los peligros que enfrenta la ruta migratoria.

Agregó que solo este año a través del DINAF se han amonestado cerca de 480 padres y madres de familia por permitir que sus hijos fueran utilizados como escudos fronterizos.

Anunció que en caso de reincidencias estas personas podrán enfrentar penas de uno hasta tres años de reclusión de acuerdo al Código Penal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>