Presidente Lobo se reúne con su homólogo de México Felipe Calderón

El Presidente Porfirio Lobo Sosa, se reunió este lunes, en la residencia oficial de Los Pinos, con sus similares de México, Felipe Calderón, Costa Rica, Laura Chinchilla y el primer ministro de Belice, Dean Barrow. En el encuentro, los dignatarios abordaron diversos temas, especialmente los relacionados a seguridad, cooperación y comercio, al tiempo que firmaron una declaración conjunta encaminada a combatir el flagelo del narcotráfico. Para el caso, se discutieron las expectativas tras establecimiento del Esquema Hemisférico de Cooperación Contra la Delincuencia Organizada Trasnacional, a través del Compromiso de Chapultepec. Esa iniciativa, firmada el 20 de septiembre pasado en el Castillo de Chapultepec, creó un mecanismo de cooperación en las Américas concebido bajo un pilar operativo y otro de carácter técnico-político, con el fin efectuar acciones conjuntas en contra del crimen organizado. Por otra parte, se repasaron los avances alcanzados en materia de colaboración internacional, como el Proyecto Mesoamérica, que es un esquema de cooperación en salud, vivienda, energía e infraestructura. Con una visión estratégica, al tenor de este mecanismo de integración y desarrollo, se trabaja en impulsar el crecimiento económico y el desarrollo de Mesoamérica, región que cuenta con una población de 212 millones de habitantes. Asimismo, se refirieron a las oportunidades que generará el Tratado de Libre Comercio (TLC) Único de Centroamérica y México, que entró en vigencia hace menos de dos meses. Con ese acuerdo, se unifican los TLC que México mantenía con Costa Rica desde 1995, con Nicaragua desde 1998 y con el grupo CA-3 (Honduras, El Salvador y Guatemala) desde 2001. Los mandatarios suscribieron la Declaración sobre el Fortalecimiento de la Cooperación Contra la Delincuencia Organizada Transnacional, que entre otros puntos relevantes, reitera el compromiso de los gobiernos de enfrentar y combatir este flagelo con base en el principio de responsabilidad común, compartida y diferenciada. En la declaración se reafirma la voluntad política para continuar trabajando, por una región más segura y estable, con base en la cooperación y el fortalecimiento de las instituciones, al tiempo que se refrenda el deber de implementar políticas sociales en beneficio de sus sociedades y de fortalecer la cooperación internacional contra la delincuencia organizada transnacional y el problema mundial de las drogas. Además se insta a la comunidad internacional a que adopte medidas pertinentes a fin de acabar con el flujo de recursos y armas al crimen organizado transnacional y se exhorta a las autoridades de los países consumidores a explorar todas las alternativas posibles para eliminar las ganancias de los criminales. Por otro lado, los mandatarios coincidieron en la necesidad de velar por los derechos humanos de los migrantes mesoamericanos. “Debo decir que un avance fue, sin duda, la Ley de Migración, publicada en 2011, en México, que es un marco legal en línea con estándares más alto internacionales en la materia”, acotó Calderón. Añadió que con ello, se concluye el proceso de descriminalización de la migración y, también, es muy importante: Se establecen mecanismos para que los flujos de personas que cruzan nuestro país en búsqueda de mejores oportunidades, lo hagan de manera legal y ordenada. Los gobernantes también reiteraron sus expresiones de solidaridad a su homólogo de Guatemala, Otto Pérez Molina, por las víctimas ocasionadas por el sismo de la semana pasada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *