Paracaidista rompe la barrera del sonido

El paracaidista austriaco Felix Baumgartner, alcanzó la velocidad de 1,100 kilómetros por hora, considerada velocidad supersónica, durante los primeros 40 segundos del salto.

Dos horas y 35 minutos le tomó llegar a la altura idónea en el globo estratosférico en el que viajó.

Durante el salto, que se realizó en Roswell, Estados Unidos, Baumgartner vestía un traje presurizado para protegerse de la baja presión y las temperaturas.

Este tiempo de acrobacias no es algo nuevo para Felix Baumgartner, de 43 años de edad, quien es conocido por las piruetas de alto riesgo que ha realizado durante su carrera, a roto records de paracaidismo y diversos tipos de saltos en el pasado.

El salto fue transmitido en vivo a través de la página web de una popular bebida energética, que también patrocinó la acrobacia, logrando más de 7 millones de visitas.

Con la acción se espera descubrir información médica y científica para futuros pioneros.

Tras el descenso, en el estado de Nuevo México (Estados Unidos), Baumgartner sostuvo una conversación con periodistas en la que señaló que estuvo muy cerca de abortar el salto, debido a que el visor de su casco se congeló. También dijo que debió luchar para controlar los giros, antes de abrir el paracaídas.

«Durante unos segundos pensé que iba a perder el sentido», afirmó el deportista de 43 años. «Ha sido muy difícil. Estás deshidratado, estás cansado. Ahí arriba es un mundo distinto, el cuerpo reacciona de forma diferente», declaró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *