Doce muertos y decenas de heridos atropellados por un camión en un mercado de Navidad en Berlín

Un camión ha irrumpido este lunes por la noche en un mercadillo de Navidad en Berlín. Al menos 12 personas han muerto y hay decenas de heridos. Las autoridades alemanas no han aclarado todavía si ha sido atentado o accidente, pero Washington ha condenado «lo que parece haber sido un atentado terrorista». Del mismo modo, el ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, señaló en la madrugada del martes que, según la información con que cuenta hasta el momento, deben «partir de la base» de que se trata de un «acto terrorista».

La zona del suceso (Breitscheidplatz) es una de las más turísticas de Berlín, repleta de comercios, restaurantes y hoteles, además del famoso zoo de la ciudad y de la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm.

Un portavoz policial ha confirmado la detención del conductor del camión, que según fuentes policiales citadas por el diario ‘Die Welt’, podría ser afgano o paquistaní y habría llegado a Alemania el pasado mes de febrero como refugiado. Además, según el periódico ‘Der Tagesspiegel’, el detenido era conocido por los investigadores, aunque no por un trasfondo terrorista, sino por otros delitos criminales menores. Además, las autoridades han corroborado la muerte de un segundo ocupante de nacionalidad polaca, al parecer por heridas de bala.

El camión de la marca Scania, que viajaba de Italia a Berlín cargando una estructura de acero, podría haber sido robado en Polonia, según sospecha la Policía de Berlín. El vehículo irrumpió en la zona peatonal, circuló por un camino entre los puestos del mercadillo y acabó estrellándose contra un gran pino de Navidad en el centro de la plaza. Según el diario ‘Welt’, circulaba sin luces, lo que podría sugerir que el acto fue planeado.

El propietario de la empresa polaca propietaria del camión, Ariel Zurawski, confirmó a AFP la desaparición de su conductor. «No tenemos ningún contacto con él desde esta tarde. No sé qué ha sucedido. Él es mi primo, lo conozco desde la infancia, yo respondo por él», afirmó.

La canciller Angela Merkel mostró su dolor por lo ocurrido y a través de su portavoz, Steffen Seibert, manifestó que se encuentra en contacto directo con el ministro del Interior, Thomas de Maizières. «Estamos de luto por los muertos y esperamos que se pueda ayudar a los numerosos heridos», dijo Seibert en Twitter.

Albrecht Brömme, director federal de Ayuda Técnica (THW) y jefe de la oficina para evitar catástrofes, señaló: «En caso de que realmente haya sido un ataque terrorista hay que recalcar que este mercado de Navidad es muy difícil de proteger por su ubicación. Estoy impactado».

El ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, aseguró que aún no se sabe con certeza lo que ha ocurrido: «Los órganos de seguridad trabajan intensamente para asegurar la zona del incidente y encontrar a los responsables». También enviaron sus condolencias el jefe de Estado de Francia, François Hollande, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

En cuanto a Donald Trump, el presidente electo de EEUU ha asegurado en su perfil de Twitter que lo acontecido en las últimas horas en Turquía, Suiza y Alemania pone de manifiesto que «el mundo civilizado debe cambiar de forma de pensar».

Mientras tanto, la Policía de Berlín pide a la ciudadanía que permanezca en sus casas y no contribuya a la desinformación difundiendo rumores.

Recientemente ya hubo otros intentos de golpear los tradicionales y concurridos mercadillos de Navidad en Alemania. El pasado viernes, según informó la Fiscalía Federal, un niño germano-iraquí de 12 años fue detenido por intentar en dos ocasiones -26 de noviembre y 5 de diciembre- atentar contra los puestos de la ciudad de Ludwigshafen.

El menor se había radicalizado y pretendía viajar a Siria para unirse a las filas del califato. Después del arresto fue trasladado a un centro de menores.

Similitudes con Niza

«Oí un gran ruido y luego y vi mucho caos y muchas personas heridas», dijo a CNN Jan Hollitzer, subdirector de jefe de ‘Berliner Morgenpost’. «Fue realmente traumático», añadió.

Por su parte, Emma Rushton, un turista que visitaba Berlín, dijo a la cadena estadounidense CNN que el camión parecía estar viajando a unos 65 Km por hora.

El ataque recuerda la ocurrido el pasado 14 de julio en Niza, cuando un terrorista embistió a centenares de personas que celebraban en el paseo marítimo el Día de la Fiesta Nacional francesa. Murieron 86 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *