MP investiga a tres gobiernos por caso de sobornos de Odebrecht

Las investigaciones del Ministerio Público por supuestos sobornos a personajes hondureños en el denominado escándalo de Odebrecht abarca a tres administraciones, dijo este martes una fuente oficial.

– Las diligencias tienen que ver con el proyecto de la represa Llanitos y Jicatuyo, iniciada en la gestión de Mel Zelaya.

El portavoz de la Fiscalía, Yuri Mora, declaró a periodistas que los gobiernos de Manuel Zelaya, Roberto Micheletti y Porfirio Lobo en la gestión de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) son los que están bajo la lupa de las investigaciones.

El funcionario fiscal detalló que este martes los fiscales designados que se encuentran en Brasil tomarán testimonio a funcionarios de la compañía Odebrecht.

Mora manifestó que la investigación se centra en la adjudicación en 2009 del proyecto de construcción de la represa hidroeléctrica los Llanitos y Jicatuyo.

“Es una investigación que viene desde hace un año realizando la Fiscalía de Combate a la Corrupción, por lo que dentro del mismo se han  abierto varias líneas de investigación por ejemplo el decreto de emergencia para adjudicarle a esta empresa brasileña el proyecto hidroeléctrico, otro de las líneas es si hubo por parte de este banco un desembolso”, detalló.

Recordó que en varias de las ocasiones los ejecutivos de dicha empresa han aceptado que desembolsaron dinero, por lo que se están realizando las diligencias correspondientes en Brasil.

Explicó que el proyecto fue adjudicado en febrero de 2009 cuando era presidente Manuel Zelaya Rosales y gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Ricci Moncada.

Igualmente, en el gobierno interino de Roberto Micheletti y el gobierno de Porfirio Lobo Sosa hubo cambios de fechas de cuando el proyecto tendría que ser terminado.

En 2012, el director del proyecto Llanitos y Jicatuyo, Carlos Díaz, dijo en ese momento que dicho contrato fue aprobado en la administración anterior (administración de Manuel Zelaya) y luego se dio con una prorroga en el período de Roberto Micheletti.

Desde el pasado fin de semana el vocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), Juan Jiménez Mayor, anunció que el fiscal general Óscar Fernando Chinchilla y personeros de ese cuerpo de OEA se desplazaban a Brasil para tomar declaración de Marcelo Odebrecht para conocer con quién efectuó contratos en este país centroamericano.

¿Qué es Odebrecht?  

Fundada en la década de los 40 en Salvador de Bahía, la organización Odebrecht es un conglomerado empresarial de construcción, ingeniería y energía. Sus negocios han pasado de generación en generación, desde Norberto Odebrecht, patriarca y empresario a la antigua usanza, hasta su hijo Emilio, conocido por su habilidad para relacionarse con presidentes políticamente

enfrentados como Fernando Henrique Cardoso y Lula da Silva, y, por fin, a su nieto Marcelo, hoy con 48 años y entre rejas desde 2015.

Fue Marcelo Odebrecht quien multiplicó la facturación del grupo en los tiempos de bonanza, entre la recta final de Lula y los inicios de Dilma Rousseff. Bajo su mando, la compañía llegó a tener más de 125.000 empleados en casi una treintena de países. Pero también fue él quien presidió su declive. Detenido por su participación en el esquema de Petrobras, el ‘príncipe’ de la familia terminó condenado a 19 años de cárcel y no tuvo más remedio que desvelar ante los investigadores los secretos de sus oscuras relaciones con mandatarios brasileños y extranjeros.

Odebrecht ha admitido haber pagado, entre 2001 y 2016, una avalancha de sobornos de 788 millones de dólares a partidos, funcionarios e intermediarios de una decena de países latinoamericanos y de las ex colonias portuguesas de Angola y Mozambique.

Las ramificaciones de la trama también podrían causar nuevas turbulencias en la inestable Venezuela de Nicolás Maduro, en la vecina Colombia, donde Juan Manuel Santos es sospechoso de haber recibido un millón de dólares para su campaña, e incluso en Argentina, donde las acusaciones apuntaban hasta ahora a la era Kirchner, pero ya empiezan a salpicar a un amigo de Mauricio Macri.-Proceso.hn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.