Ministro de Salud agradece aporte público-privado para mejorar salud de 188 millones de habitantes de Latinoamérica

El ministro de Salud, Arturo Bendaña, como presidente pro témpore del Sistema Mesoamericano de Salud, agradeció al Instituto Carlos Slim, a la fundación Bill y Melinda Gates y al gobierno de España, por su apoyo a la iniciativa público-privada para mejorar la salud de los habitantes latinoamericanos en extrema pobreza.

El agradecimiento, extensivo además al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se realizó en el marco del Foro Mundial de Economía en México, luego del anuncio del inicio de operaciones del proyecto Salud Mesoamericana. 

Esta iniciativa beneficiará a Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Costa Rica y el estado mexicano de Chiapas y de forma directa las condiciones de salud de 1.8 millones de mujeres y niños menores de cinco años en 121 comunidades en extrema pobreza.

En ese sentido, Bendaña dijo que sentirse muy satisfecho por celebrar el inicio de los proyectos, que llegan en un momento crucial ante los indicadores de mortalidad y morbilidad materna e infantil, aunque se hacen esfuerzos por alcanzar los objetivos del milenio.

Explicó que a pesar de los avances en salud global en la última década, muchos servicios no han llegado aún al 20 por ciento de la población más pobre. “Madres y niños recién nacidos mueren y sufren innecesariamente cada día”, apuntó.

Resaltó que a través de la iniciativa, los ministerios de salud han logrado asegurar para estas primeras operaciones 21 millones de dólares del presupuesto nacional como recursos nuevos de contrapartida, lo que significa una victoria en favor del 20 por ciento más pobre.

Lo anterior, agregó, contribuye a generar cambios de políticas de salud, en base a evidencias que apuntan a una asignación focalizada y sostenida de recursos para cerrar la brecha de equidad existente.

Finalmente, felicitó al presidente del BID, Luis Moreno, por su liderazgo y a los aportantes por su visión y compromiso con las mujeres y los niños más pobres de Mesoamérica.

“Estamos seguros que este programa será ejemplo de cooperación público-privada que inspirará a otras instituciones y regiones del mundo”, concluyó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.