“Me han quitado parte de mi vida”: Rosa Elena de Lobo al despedir a su hijo

En medio de un llanto amargo y constante que como madre no pudo contener la exprimera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo, expresó en el sepelio de su hijo Said Omar: “Me han quitado parte de mi vida”.

La exprimera dama lanzó rosas amarillas al féretro al momento de dar el terraje a su hijo y manifestó que Said Omar era todo corazón, quiero que todos lo recuerden como una buena persona, “me han quitado parte de mi vida, me han quitado parte de mi vida” fue lo que pudo expresar antes de ahogar su voz en el llanto.

Luego pudo recuperar un poco el aliento y siempre con su voz entrecortada logró dar las gracias a todos los que le acompañaron en estos duros momentos.

Momentos antes, casi sin poder sostenerse la exprimera dama con un traje completamente negro y su cabello recogido con un chongo del mismo color, se apoyó en el hombro del expresidente Porfirio Lobo Sosa, quien también estaba visiblemente afectado.

Previamente en la misa de cuerpo presente que se llevó a cabo en la iglesia Medalla Milagrosa, el exmandatario, recordó que Said había sido bautizado en esa capilla, y de igual forma allí mismo había realizado su primera comunión y por ahora regreso a ese recinto de fe para ser recibido por el Padre Celestial.

Said Omar Lobo Bonilla, de 23 años, fue una de las víctimas de la masacre ocurrida el jueves en la capital Tegucigalpa, misma que ha consternado a toda la sociedad hondureña. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.