Mario Zelaya quiere «canjear» con la justicia consultas médicas a cambio de NO estar en la cárcel

La defensa del exdirector del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) Mario Zelaya, acusado del millonario desfalco en esa institución, anunció hoy que propondrá que trabaje de gratis para reducir el tiempo de sus condenas, que hasta ahora suma doce años de prisión.

El abogado defensor Andrés Urtecho dijo a periodistas que pedirá a las autoridades competentes que permitan que Zelaya, médico ortopeda, ejerza en uno de los hospital estatales del país y espera que ello sirva para descontar tiempo al exdirector del Seguro Social, que está preso en Tegucigalpa por el desfalco al IHSS.

Solicitó además a las autoridades hondureñas analizar, desde el “punto de vista lógico y humano”, si es más importante que Zelaya, al cual calificó como “uno de los mejores médicos ortopedas” del país, trabaje gratuitamente en el Hospital Escuela Universitario o esté recluido en una cárcel.

Urtecho señaló que la legislación de Honduras no permite otorgar rebajas de las penas al prestar este tipo de servicios, por lo que esperará la aprobación de las reformas penales que discute el Parlamento para decidir cuándo presentará su propuesta.

Las declaraciones del defensor se producen en el segundo día del juicio contra Zelaya y dos exviceministros, quienes son acusados por los delitos de lavado de activos y cohecho pasivo impropio por el supuesto cobro de sobornos que hicieron a una empresa para agilizar pagos de una licitación que se adjudicó por parte del Seguro Social.

Según investigaciones de la Fiscalía hondureña, Zelaya y los exviceministros Carlos Montes y Javier Pastor, de las carteras de Trabajo y Salud, respectivamente, recibieron unos 51 millones de lempiras (más de 2,14 millones de dólares) en sobornos por la Compañía de Servicios Múltiples (COSEM).

Esa empresa ganó una licitación para prestar los servicios de “programación, digitación, automatización, sistematización de archivos y bases de datos de planillas y tarjetas de afiliación” del Seguro Social.

El expediente del caso señala que Zelaya, en su condición de director de la institución, contacto al gerente de COSEM, Óscar Laínez, a quien dijo que para agilizar los trámites de la licitación era necesario realizar “ciertos desembolsos de dinero” a las cuentas bancarias de Montes y Pastor, quienes formaban parte de la Junta Directiva del Seguro Social.

El exdirector del Seguro Social fue condenado en diciembre de 2016 a doce años de prisión por “tenencia ilegal de armas”, uno de al menos ocho delitos que enfrenta por el millonario desfalco en el IHSS.

Además a mediados de enero fue declarado culpable con el gerente financiero de esa institución José Ramón Bertetty, por tres delitos atribuidos a la compra sobrevalorada de cinco boletos aéreos.

Zelaya y Bertetty compraron cinco boletos aéreos por un poco más de 50.441 dólares, cuando su coste real era de 11.189 dólares, para viajar a EE.UU. como parte de un programa de cobertura que permitiría la afiliación al IHSS a los hondureños que viven en ese país para que sus familiares recibieran atención médica en Honduras, según la acusación del Ministerio Público.-EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.