¿LLEGÓ EL ANUNCIADO COLAPSO DEL FNRP?

Lo que nació como una marea humana en el 2009 capaz de mover valles, montañas, despertar admiración y ejemplo a nivel mundial; esa misma fuerza descomunal que todos pensábamos sería la alternativa para la refundación de nuestra patria morazánica, poco a poco se fue diluyendo como promesa romántica de quinceañera hasta quebrarse, llevándose de encuentro todo lo en ese momento habíamos logrado en las calles contra los gases, toletes, agua tóxica, cárcel, sed, hambre y muchos mártires ¿Qué impulsó este colapso?, veamos algunas circunstancias que lo rodean y que fueron royendo sus bases hasta derrumbarlo a modo de hambrientas termitas; pero puede haber otras razones a considerar, pues todo depende de la óptica de quien mire al astado, tanto dentro como fuera de la arena taurina.

LA CREACIÓN DEL PARTIDO LIBRE. En el año 2010 en Managua, Nicaragua se decidió por parte de la Coordinación Nacional del FNRP, junto a Mel Zelaya y otros miembros de organizaciones sociales, crear el brazo político del FNRP mediante un partido político y que al final de muchas vueltas se llamó Libertad y Refundación (LIBRE) y que el FNRP, en vez de luchar por posesionarse de dicha instancia se plegó a ella sirviendo de mala compañía, a tal grado, que los dirigentes del FNRP fueron desestimados para participar en la conducción de dicho partido y otros ocuparon esos lugares preferenciales hasta el día de hoy, porque los viejos lobos de la política liberal y que habían desertado del partido Liberal como consecuencia del golpe de Estado 2009, al abrirse la nueva instancia en LIBRE, echaron a andar su equipo pesado para ocupar lugares exquisitos en dicha organización, ubicando un muro entre ellos y los “advenedizos sociales” que eran tipos de mucho cuidado, porque arrastraban ideas comunistas y eso era muy malo para las aspiraciones políticas del partido.

LA MALA CONDUCCIÓN DEL FNRP. Los dirigentes creyeron que el Frente se podía manejar bajo la perspectiva del sindicalismo y no pudieron separar entre política sindicalera y política social que conlleva a la verdadera lucha popular en las calles y no sólo simples manifestaciones; debido a eso, las indecisiones eran comunes, desesperantes y llenas de muchas contradicciones evidentes por la

pésima conducción, pues no se sabía hacia donde marchaba el proyecto social del Frente; por eso muchos dirigentes abandonaron el mismo, entre ellos, la compañera asesinada por la oligarquía Berta Cáceres y el reconocido dirigente popular Carlos H. Reyes.

EL ABANDONO DE LAS CALLES COMO TRINCHERA POPULAR. Al crearse el partido LIBRE y su marcha hacia la toma del poder político, los dirigentes del FNRP para no manchar la buena imagen del partido y por estar inmersos en cargos de elección popular para saborear las mieles del poder, poco a poco fueron abandonando las luchas callejeras populares en las que había nacido el Frente y ahora, su verdadera “lucha popular” estaba en barrios y colonias ofreciéndose como los únicos e idóneos candidatos a cargos de elección popular, alejando de las calles al Frente y convirtiéndolo en un adorno y un bello recuerdo nada más, haciendo que nuestros mártires los repudien desde sus tumbas y los esperen para juzgarlos y condenarlos al fuego eterno, claro, antes de torturarlos.

LA CREACIÓN DE LAS CORRIENTES INTERNAS DE LIBRE PARA PARTICIPAR EN ELECCIONES PRIMARIAS. En esta instancia, los novatos del FNRP jamás entendieron, que estaban siendo conducidos a manera de borregos al matadero dentro del sistema electoral tradicional y alegres como niños decidieron participar en el mismo, pues muchos de ellos, por vez primera fueron tomados en cuenta para un cargo de elección popular y eso los hizo soñar despiertos, tanto así, que en sus débiles cerebros escuchaban campanitas doradas día y noche, por eso bailaban y daban saltitos como Julie Andrews en la Novicia Rebelde. Para participar y ”ganar” crearon la Fuerza de Refundación Popular (FRP) como instancia política popular; pero, existían grupos que no estaban de acuerdo con la FRP y querían figurar en política, por eso, decidieron fundar sus propias corrientes por todos lados hasta con nombres graciosos, desmembrando de esta forma el FNRP y los objetivos para los que había sido creado, porque desde ese momento el Frente comenzó a desaparecer como tal y las ambiciones políticas electoreras ocuparon su mente y quehacer nacional.

FUERZA DE CONVOCATORIA NULA. El Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), no puede llamar a nadie para protestar en las calles, pues ya no tiene la fuerza de convocatoria suficiente, ya que sus dirigentes lo han llevado hacia el fondo del barril, hacia el reflujo social y esto es tan cierto, que el día martes 20 de diciembre 2016 hizo un llamado a protestar “contra el continuismo de JOH a través de la reelección” y que esta manifestación debía de salir desde la UPNFM a las 4:00 de la tarde, hacia la Casa presidencial ―¡Después del parto querían saber quién era el padre! ¿Por qué hasta ahora lo hacían y no antes? ― y sólo llegó alrededor de cuarenta personas, la agüevada fue tal, que para no salir del todo tan mal parados, los dirigentes decidieron ir a un plantón y gritar en la acera de DIUNSA hacia la calle ¡Fuera JOH!, pero nadie ha subido fotos en las redes sociales de este fracaso de convocatoria, pues quieren dejar pasar este soberano ridículo, como si nada hubiera sucedido, que todo sigue igual, que todo está tranquilo y feliz, por eso es que JOH nos tiene bien medido el paso.

¿QUÉ HACER CON LO POCO QUE QUEDA EN EL FNRP Y EN LA FRP?

Cambiar  a todos sus dirigentes sin excepción alguna y para ello, se necesita un grupo de caminantes capaces, honestos para darle una nueva cara a estas dos organizaciones ―no política partidista electorera como las actuales― si no que para defender los derechos de todos los hondureños en su trinchera preferida, las calles y que éstos sean los encargados de llevar adelante este proyecto y si no se puede, porque es más que seguro que estos “ dirigentes” se van a agarrar del lomo del perro callejero con sarna como garrapatas, entonces, dejar que lo terminen de asesinar, de chuparle la poca sangre sus actuales cabecillas junto a sus fraternos parásitos y crear una nueva organización popular que deberá conducirnos de tal manera, que alcancemos nuestros objetivos; pues Honduras urge de una organización política social y popular que defienda a sus hijos, ya que por los momentos, no existe ninguna en esta tierra morazánica que funcione como tal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.