La profesión de periodismo conlleva un alto riesgo en Honduras

Tegucigalpa

Honduras es uno de los países de Latinoamérica donde ejercer la profesión del periodismo conlleva un riesgo inminente a la integridad física de quien desarrolle este noble oficio.

Así lo demuestran las cifras recabadas por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), en las que una gran cantidad de agresiones directas contra los miembros de este gremio deja demostrado la peligrosidad que representa ejercerlo.

En 2016 el Conadeh, con asistencia técnica del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), creó la Unidad de Desplazamiento Forzado Interno (UDFI) con el objetivo de monitorear el fenómeno de desplazamiento forzado interno a nivel nacional.

Los datos obtenidos por el Conadeh datan que entre los años 2016 y el 2022, alrededor de 67 periodistas y comunicadores sociales sufrieron amenazas, atentados, extorsiones, desplazamiento forzado y crímenes que aún están impunes.

En el 81% de los casos, el principal motivo del desplazamiento de los periodistas son las amenazas y en un menor porcentaje las causas son por tentativa de homicidio, extorsión, lesiones y violencia familiar. Según las estadísticas de la UDFI, entre los principales agresores figuran policías, mareros, bandas criminales, vecinos, operadores de justicia y en por lo menos 28 casos se desconocen los responsables.

En lo que va del 2022, el Conadeh registra la muerte de un periodista y dos comunicadores sociales, con los que suman 92 las personas vinculadas con los medios de comunicación muertos violentamente desde que se registró el primer caso en octubre del 2001.

Del seguimiento ejecutado a estos casos, el Conadeh recabó que de los 92 casos de asesinatos de periodistas y comunicadores sociales, al menos 84, que representan el 91%, están impunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.