La oposición malasia logra una histórica victoria electoral

La alianza opositora liderada por el veterano Mahathir Mohamad, de 92 años, se alzó este jueves con una histórica victoria en las elecciones legislativas de Malasia, con lo que pone fin a seis décadas en el poder de la coalición oficialista Barisan Nasional (BN, Frente Nacional).

La coalición Pakatan Harapan, junto a un pequeño partido aliado en el estado de Borneo, logró 115 escaños, una mayoría simple en el parlamento (222), informó la Comisión Electoral.

El primer ministro, Najib Razak, debilitado por varios escándalos, perdió así su apuesta ante su antiguo mentor, el veterano exdirigente Mahathir Mohamad.

La coalición oficialista sufrió en los últimos años el desprestigio de un gigantesco escándalo de desvíos de dinero de un fondo creado por el primer ministro en 2009 para modernizar el país.

El sorpresivo regreso a la arena política de Mahathir Mohamad, personalidad carismática que fue primer ministro durante 22 años (1981-2003), propulsado al frente de la coalición de oposición, sembró la expectativa de una sorpresa.

Lim Kok Tong, una votante de 43 años en la capital Kuala Lumpur, había declarado que acudía a las urnas «esperando un cambio».

«Cuando los gobiernos se den cuenta que pueden ser reemplazados, van a estar más atentos a sus ciudadanos», dijo esta electora perteneciente a una minoría china, que tradicionalmente apoya a la oposición.

En Alor Setar, una ciudad del norte del país, Jaafar Hasan, un exfuncionario de 69 años, votó por la coalición gobernante.

«Yo conozco a Mahathir. Es un buen hombre pero se ha vuelto arrogante, ése es su mayor error», afirmó a la AFP.

– Bajo presión –

Najib, de 64 años, estaba bajo presión para obtener una victoria contundente después de que el gobierno perdiera el voto popular por primera vez en las elecciones de 2013.

La campaña estuvo marcada por golpes bajos e insultos entre Najib y Mahathir durante los mítines electorales en esta excolonia británica de 32 millones de habitantes de mayoría musulmana.

Mahathir criticó con fuerza a Najib por el escándalo del fondo soberano 1MBD que tiene una deuda de unos 12.000 millones de dólares, y criticó a la esposa de éste, Rosmah Mansor, poco popular por sus gastos extravagantes.

El caso 1MBD, que estalló hace unos dos años luego de revelaciones del Wall Street Journal, es hoy objeto de investigación en Suiza, Singapur y Estados Unidos. Najib y los responsables del fondo siempre negaron haber procedido de manera ilegal.

Atacado, el primer ministro malasio criticó a su vez el pasado autoritario de Mahathir cuando estaba en el poder.

Los representantes de la sociedad civil denunciaron intentos de fraude de la coalición en el poder afirmando que millones de electores sin domicilio e incluso personas fallecidas aparecieron en las listas electorales, luego de delimitadas en marzo las nuevas circunscripciones más favorables al poder.

Muchos electores decían estar hartos de la corrupción en los partidos que conforman el BN, incluso entre la etnia malaya, apoyo tradicional de la coalición en el poder.

Pero la mayoría de los analistas predecían una nueva victoria del BN. Unos 15 millones estaban habilitados para elegir a 222 diputados que, a su vez, elegirán al primer ministro.-AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.