La oposición británica pide sancionar a Abramovich y otros oligarcas rusos

El líder laborista británico, Keir Starmer, instó este miércoles al primer ministro, Boris Johnson, a imponer de inmediato sanciones a Roman Abramovich, propietario del club de fútbol inglés Chelsea, así como al resto de oligarcas aún exentos de las penalizaciones gubernamentales en el Reino Unido.

En la sesión semanal de control al Gobierno en la Cámara de los Comunes, a la que asistió el embajador ucraniano, Vadym Prystaiko, Starmer preguntó al líder conservador «cómo es posible» que hasta ahora no se haya castigado a Abramovich y a otros magnates con propiedades y negocios en este país.

«Debemos hacer frente a Putin y a quienes sostienen su régimen. Roman Abramovich es el propietario del Chelsea y de varios otros activos de alto valor en el Reino Unido», dijo el laborista.

«Es además una persona de interés para el Ministerio del Interior debido a sus vínculos con el Estado ruso y su asociación con prácticas corruptas», añadió.

El líder de la oposición inquirió por qué el Ejecutivo «tory» no ha incluido en sus sanciones de los últimos días, dirigidas sobre todo a altos cargos en Rusia, al ex primer ministro ruso Igor Shuvalov, otro oligarca sí penalizado por la Unión Europea (UE) y que tiene intereses en territorio británico.

«Shuvalov posee dos pisos a menos de cinco minutos a pie de la Cámara, por valor de más de 11 millones (de libras, 13,2 millones de euros)», afirmó Starmer, que lamentó que esto solo se sabe porque lo filtró el opositor ruso Alexei Navalny, actualmente encarcelado.

Starmer reclamó en este sentido al Gobierno que «acelere» la tramitación del proyecto de ley de Delitos Económicos, que incluirá un registro de magnates extranjeros con propiedades en el Reino Unido.

En su respuesta, Johnson alegó que «no sería apropiado» referirse a casos individuales, pero insistió en que el Reino Unido ha tomado «la iniciativa» a nivel internacional para promover las sanciones contra Rusia, que han incluido la exclusión de algunos bancos del sistema de pagos SWIFT y la congelación de activos de miembros del régimen.

El primer ministro anunció también que este miércoles el colectivo de organizaciones benéficas Comité de Emergencia para Catástrofes ha empezado a recaudar fondos para ayudar a Ucrania y que su Gobierno donará una libra (1.20 euros) por cada una que aporten los ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.