La fortuna y extravagante vida de Fidel Castro, según Forbes

Ya en 2006, la revista financiera estadounidense Forbes advertía que Fidel Castro era uno de los mandatarios más ricos del mundo con una fortuna calculada en 900 millones de dólares.

La revista consideraba que el entonces presidente cubano era el séptimo mandatario más rico del mundo.

La lista la formaban los 10 gobernantes o soberanos más adinerados del planeta, encabezados por el rey de Arabia Saudí, Abdulá Bin Abdelaziz, al que la publicación le calculaba una fortuna de 21.000 millones de dólares.

Para los investigadores de la revista, la fortuna de Castro había trepado enormemente los últimos años, dado que en 2003 sólo le calculaban una riqueza de 110 millones de dólares.

La publicación de ese artículo tuvo una dura respuesta por parte del Gobierno cubano y del propio Castro, que acusó a la revista de «libelo» y sugirió que adoptaría acciones legales contra lo que consideraba una «infamia».

Con la muerte de Fidel, Forbes volvió a recordar la cifra de la abultada fortuna del fallecido líder comunista y además elaboró  una lista de «las 10 sorpresas sobre la extravagante vida del líder cubano».

Castro, dice Forbes en una nota firmada por Keith Flamer, sobrevivió a 10 presidentes norteamericanos. Y si bien no vivía en un palacio ni tenía calles con su nombre, vivía más hipócrita y extravagantemente  de lo que el mundo sabía.

El líder de la revolución cubana, según el artículo, no era modesto.

«Una década atrás, Forbes estimó una fortuna personal neta de 900 millones. Eso es mucho para una sola personas, en un sistema de racionalización», publicó la revista.

«La vida de lujo le atraía a Castro», agrega. Y sigue: «pero por razones de seguridad (después de varios intentos de asesinato), la vida personal y paranoica de Castro y sus residencias se convirtieron en secretos bien guardados. Incluso los cubanos no sabían dónde vivía».

Una de las diez «sorpresas» sobre la vida «extravagante» de Fidel que enumera Forbes, es su origen adinerado.

«Fidel Castro nació en la próspera plantación de azúcar de 10.000 hectáreas y 400 empleados (llamada estancia Las Manacas) en el pequeño pueblo de Birán, Cuba, a 800 km de La Habana, en el este de la isla. La propiedad sirve hoy como museo», dice Forbes.

Otra «curiosidad», según Forbes, es que Castro «se movía constantemente» debido a los 600 intentos de asesinato que sufrió por parte de la CIA y otros enemigos.

«Castro finalmente cedió el poder a su hermano Raúl y se retiró aPunto Cero, su secreta residencia de 30 hectáreas, en los suburbios de La Habana que se parece mucho a un vasto complejo militar», concluye Forbes.

Tomado de clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.