Jueza retira cargos contra exsecretario de Defensa de México

Una jueza de Nueva York accedió el miércoles a que se retiren los cargos de narcotráfico y lavado de dinero que pesan sobre el exsecretario de la Defensa de México, general Salvador Cienfuegos, en una decisión inusual tomada después de que México hiciera amenazas veladas de cortar la cooperación con Estados Unidos.

La decisión de la jueza Carol Amon, de la corte del distrito este de Nueva York, abre el camino para que Cienfuegos sea devuelto a su país y enfrente un proceso legal allí.

Amon aprobó la petición de la fiscalía de retirar los cargos y dijo que Cienfuegos dejaría entonces “de forma expedita” Estados Unidos para dirigirse a México acompañado por alguaciles estadounidenses.

El martes, en una inédita decisión, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que pediría que se retiraran los cargos. El gobierno mexicano lo elogió y dijo que el arresto de Cienfuegos el mes pasado lo había tomado por sorpresa y que Estados Unidos no había compartido información sobre la acusación contra él.

Durante la audiencia del miércoles, la jueza le preguntó al fiscal Seth DuCharme si el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, era quien quería el retiro de los cargos, a lo que DuCharme respondió que sí. DuCharme dijo que la decisión responde a un “balance de intereses” y que el gobierno estadounidense cree que la medida es beneficiosa para la relación bilateral.

Amon admitió que la petición de la fiscalía no es muy común pero que la ley dice que debería aprobarse a menos que sea contraria al beneficio del interés público. La jueza agregó que son “cargos muy serios contra alguien muy importante” pero que “no tengo motivos para dudar de la sinceridad de la posición del gobierno”.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo el miércoles que él le había dicho a Barr que Estados Unidos tenía que escoger entre juzgar a Cienfuegos o continuar la cooperación con México.

Ebrard explicó que no amenazó con “ninguna acción específica” pero dijo que imaginaba que a Barr eso “le preocupó”. El canciller también dijo que llamó al embajador estadounidense en México, Christopher Landau, para expresarle el enfado de México.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo que la fiscalía en México decidirá si el general será encarcelado una vez que llegue, pero debido a que no existen cargos contra él en México, es posible que quede libre, agregó.

“No significa impunidad, significa que se inicie una investigación, que ya comenzó a partir de que nos envían elementos de prueba”, indicó.

Cienfuegos fue acusado de participar en una red internacional de tráfico de drogas. Los fiscales aseguraron que ayudó al cártel del H-2 a traficar cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana mientras se desempeñaba como secretario de la Defensa entre 2012 y 2018. Según los fiscales, mensajes interceptados demostraban que Cienfuegos realizó gestiones para garantizar que el ejército no emprendiera acciones contra ese cártel y que se lanzaran operativos contra grupos rivales a cambio de sobornos.

No es común que un acusado prominente en Estados Unidos sea arrestado y después se desestimen los cargos en su contra en tan poco tiempo por motivos diplomáticos. Cienfuegos se declaró inocente desde su arresto el 15 de octubre en un aeropuerto de Los Ángeles.

Cienfuegos, que dirigió la Secretaría de Defensa bajo el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, es el exfuncionario mexicano de mayor rango arrestado en Estados Unidos desde que el país detuvo en 2019 a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública.

Ebrard dijo que tras su arresto se abrió una indagatoria y desde el 6 de noviembre la Fiscalía General tiene toda la documentación de la pesquisa estadounidense, pero los analistas en México dudan que Cienfuegos enfrente cargos en su país.

“Eso no va a suceder, lo sabemos todos. Regresará a México y quedará libre, porque esa es la garantía que ha dado el presidente López Obrador al ejército,” escribió el columnista Carlos Loret de Mola en el diario El Universal.

Durante la audiencia del miércoles, Amon le hizo varias preguntas a Cienfuegos para asegurarse de que éste entendía el acuerdo entre Estados Unidos y México. Él repitió varias veces que sí. Amon le recordó que bajo el acuerdo no podría negarse a su envío a México y ni pedir asilo en Estados Unidos. Él dijo entender.

El fiscal DuCharme dijo durante la audiencia que “el gran interés en mantener una relación cooperativa” con México supera al interés de la fiscalía en llevar a cabo la acusación formal contra Cienfuegos. Estados Unidos ha dicho que espera que México lo investigue y lleve a cabo su propio proceso judicial.

En documentos presentados ante la corte el mes pasado, los fiscales estadounidenses afirmaron que existía un elevado riesgo de que Cienfuegos se diera a la fuga y que utilizara “sus conexiones” con miembros del cártel del H-2 y con otros exfuncionarios de alto nivel “para que lo ayudaran a eludir las leyes de Estados Unidos y protegerlo en México”. En Estados Unidos enfrentaba una sentencia mínima de 10 años en una cárcel federal.

El ejército mexicano ha sido acusado de frecuentes abusos a los derechos humanos. Uno de los mayores escándalos en época de Cienfuegos fue una masacre ocurrida en junio de 2014, cuando militares mataron a 22 sospechosos en una bodega en la localidad de Tlatlaya, en el Estado de México, y posteriormente se demostró que al menos ocho de ellos habían sido ejecutados después de rendirse.

Antonio Tizapa, padre de uno de los 43 estudiantes desaparecidos en México en 2014, protestó el miércoles frente a la corte de Brooklyn. Los estudiantes fueron secuestrados por policía local en el estado de Guerrero, y supuestamente fueron entregados después a una pandilla. Tizapa, que iba acompañado de otros activistas, dijo que Cienfuegos está involucrado en crímenes contra la humanidad en México y que obstruyó la verdad en el caso de los 43.

“Sabemos que en México a la justicia la tienen secuestrada, a nuestra leyes secuestradas y violadas, una y otra vez”, dijo el padre de Jorge Antonio Tizapa. “El señor Cienfuegos seguramente saldrá libre en México. No se vale jugar así con el pueblo. Ahora queda demostrado el nivel de corrupción”.

Cerca de la protesta frente a la corte, el abogado de Cienfuegos, Edward Sapone, dijo a los periodistas que esperaba que Cienfuegos fuera devuelto a México el mismo miércoles.-AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.