Honduras y EUA certificarán centro de lucha contra el tráfico de cocaína

Los gobiernos de Honduras y Estados Unidos están por firmar un convenio que certificará al Centro Combinado de Operaciones Interagencial (CCOI), mecanismo que ayudará a la lucha contra el narcotráfico.

En teoría, el CCOI sirve para brindar información sobre las trazas -rutas en espacio aéreo- de aeronaves involucradas en el tráfico de drogas y accionar dependiendo de las estrategias que tenga el Estado de Honduras.

Instituciones de Seguridad, Defensa, Ministerio Público (MP) y Policía Nacional (PN) conforman el CCOI, que ya existe pero no está en funciones completas, como explicó  el ministro de la Secretaría de Defensa, José Zelaya.

Esto quiere decir que Honduras actualmente no puede tener acceso a esas rutas de espacio aéreo sospechosas y a eso va encaminada la certificación. “Faltan los pasos para certificar el CCOI y en eso estamos aún, entablando conversaciones con el gobierno de EE UU para lograr la certificación”, manifestó el funcionario.

Asimismo señaló que la labor del CCOI va de la mano con la Ley de Protección de la Soberanía del Espacio Aéreo que fue aprobada en 2020. “Es más un trabajo de ver cómo se aplicará dicha ley junto a su reglamento y los radares para detectar las trazas y ver cómo trabajamos de forma conjunta”, aseveró Zelaya.

Novedad

En tanto, el viceministro de Defensa, Elías Melgar, dijo que esta será la primera vez que se certifique el Centro Combinado. “Al no estar certificado el CCOI entonces no recibimos la información, está como instalación pero no se recibe dicha información por estar vedado, por no estar certificado, y esta va a ser la primera vez que se va a certificar”, declaró.

La Ley de Protección de la Soberanía del Espacio Aéreo que engloba al CCOI dicta que la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) debe estar equipada con los mecanismos, instrumentos y equipos necesarios para la ubicación, identificación, rastreo, interceptación y señalización a través de disparos de advertencia utilizando municiones que contengan cartuchos trazadores de aeronaves sospechosas.

De igual forma se debe dotar de recursos, tecnología e insumos a las instituciones de seguridad, defensa y fuerzas del orden involucradas para comunicarse con la Fuerza Aérea Hondureña, llegar hasta donde aterriza una aeronave sospechosa, asegurarla, realizar registros, incautarla y ejecutar los arrestos de manera segura.

“Se tendrá información de una violación del espacio aéreo o marítimo de cualquier aeronave o nave marítima que viole nuestro espacio”, acotó Melgar.

El tema fue abordado con la jefa del Comando Sur de Estados Unidos, Laura Richardson, en su visita a Honduras a finales de junio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.