Honduras: «Me tiran afuera porque es más factible que me maten afuera”, dice capitán

Tras conocerse la decisión de las Fuerzas Armadas de Honduras de darbaja deshonrosa este viernes al capitán Santos Rodríguez Orellana, el uniformado reaccionó ante medios de comunicación.

El oficial fue dado de baja en estas circunstancias luego de «actos deshonrosos», según el comunicado dado a conocer solo minutos antes.

Rodríguez Orellana fue señalado en días anteriores por la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa por tener supuestos nexos con el narcotráfico.

Ante la noticia que trascendió en horas de la mañana Rodríguez Orellana dijo que «me tiran hacia afuera porque es más factible que me maten afuera, que al estar dependiendo de la institución».

«Primero que investiguen al general Ramírez Gómez, cuando fue comandante del V Batallón de las Fuerzas Armadas, ¿Qué relaciones tenía con el narcotráfico?

«Cuando a mí me llamen a un Tribunal a dar declaraciones, las voy a vertir; voy a apelar mi situación», agregó el uniformado «yo no sé en que momento me agarraron para caer en esta trampa».

Rodríguez Orellana asegura que lo acusan por actos deshonrosos por haber dado declaraciones a los medios, «que es deshonorable porque yo hablé contra el hermano del presidente y el ministro de Defensa, por eso me están dando la baja».

«Me gustaría ver del montón de operaciones que realicé en La Mosquitia, a mí me gustaría que me muestren a las personas que alguna vez me hayan dado un dólar», dijo.

Señaló que «Las acusaciones vienen desde un informe que las mismas Fuerzas Armadas le entregó a la Embajada (de Estados Unidos), donde dicen que yo soy sicario».

«A mí me mencionaron, y fui a la Embajada a presentarme, a ver si ellos tenían pruebas contra mí…y todo esto sigue en investigaciones, estoy esperando que sea un juicio justo».

«Nosotros no somos un país independiente, dependemos de Estados Unidos, lamentablemente aquí no hay alguien que diga ya basta de esto…que vengan a acusarnos», «el padre de nosotros es el presidente y qué hizo con eso: nada», lamentó el capitán.

«Yo regreso a mis actividades, mi familia es campesina, voy para mi casa y voy a pelear desde afuera».

«Lo que yo miro es que me tiran hacia afuera porque es más factible que me maten afuera, que al estar dependiendo de la institución», sentenció.

«Creo que el juicio que desarrollaron no fue un juicio justo, de dos a tres días de investigación no se podría investigar si estaba anexado a eso (narcotráfico), se requiere mucho más tiempo», señaló Rodríguez Orellana.

«Yo no sé si la DEA, o quién tiene las pruebas de eso, lo que la DEA quería de mí es que yo declarara contra Tony Hernández, el hermano del presidente, y que estaban atentando contra el Embajador de Estados Unidos, yo no tengo pruebas de ello, que le pregunten al mismo embajador o a los de la DEA si las tienen porque ellos son los que están acusando», dijo el separado de las FFAA.

«Yo no voy a vivir de mi país, pues yo no soy delincuente», agregó que «No tengo miedo a la extradición si uno plancha debe ser consciente».

«Hoy temo más por mi vida, porque lo que ha hecho las Fuerzas Armadas estirarme afuera para que me asesinen, no estoy resentido con las FFAA pero quienes la manejan y la manipulan es el problema».

«Eso de que ya no pasa droga es totalmente negativo, yo tengo el historial y le puedo confirmar que droga entra todas las semanas a Honduras», apuntó. ¿Quién maneja los radares?, ¿Quién me puede dar una orden a mí cuando estoy en una montaña que me salga de una zona?, tiene que ser el alto mando, cuestionó y respondió.

Agregó que recibió una orden de un general ya retirado de apellido Moreno Coello, «denuncié y ahora a andado hablando de mí».

«Me voy con la frente en alto, me dan la baja por hablar de Tony Hernández y Samuel Reyes, no es por otro, que me comprueben cuándo yo he sido delincuente», dijo entre otras declaraciones.

«Si a mí me pasa algo, yo lo denunció ante medios internacionales, señaló directamente a las Fuerzas Armadas». “Lo único que temo es por mis hijos”, lamentó.

«Las FFAA necesitan una depuración, pero no de la escala básica, sino de los altos mandos», puntualizó.

Tomado de elheraldo.hn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.