Honduras salpicada en medio de mafias, lavado de dinero y escándalo en el sistema financiero de andorra

honlavadoactivosUna vez más, Honduras aparece en un escándalo de grandes proporciones el cual reventó luego que el Departamento de Tesoro de los Estados Unidos de Norte América, hiciera sonar las alarmas sobre operaciones de lavado de dinero en Andorra.

El Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales de España, descubrió que la banca privada de Andorra, era una estructura de lavado de dinero utilizada no en pocas ocasiones por organizaciones criminales.

La investigación efectuada, revelo el nombre de personas y empresas que efectuaron dudosas operaciones.

Entre los señalados aparece un empresario quien es titular de una sociedad uruguaya que realizo trabajos en Honduras.

El Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales de España, revelo que Juan Antonio Piedra Sanz, recibió los pagos de esos trabajos efectuados en este país centroamericano en España.

Lo que tiene más difícil explicación, es que su compañía cobro en el Banco de Madrid facturas pagadas por trabajos realizados en Honduras dice el ente investigador español.

Así como existen dudas en España por esta operación, aquí en Honduras, especialistas consultados sobre el tema, también se preguntaron sobre lo atípico de la operación, al tomar en cuenta que Juan Antonio Piedra Sanz, vive en Miami, representa a una compañía Uruguaya, trabajo en Honduras pero cobro en España.

Un documento de la secretaría de finanzas reconoce que el señor Piedra Sanz ha estado en Honduras presentando sus servicios profesionales.

¿Cómo habría recibido el pago de estos servicios y que servicios fueron?, en el banco se depositaron sus honorarios y si le pagaron en Honduras ¿Cómo es que los casi 5 millones de euros fueron depositados en Andorra?

AQUÍ UN ARTÍCULO QUE HABLA DE ESTE TEMA

La investigación del escándalo de Banco Madrid ha desvelado que esta entidad y su casa matriz, Banca Privada Andorrana, eran estructuras de lavado dinero, utilizadas en no pocas ocasiones por organizaciones criminales. El informe del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) ha dejado al descubierto algunos de los clientes. Estos son algunos de los señalados por la investigación.

Ramón Palau Godall: Transferencia de fondos desde zonas de alto riesgo

Ramón Palou, vicepresidente de la Fundación del Fútbol Club Barcelona y cónsul honorario de Guinea Bissau en Barcelona -datos que no constaban en su ficha de cliente de Banco Madrid-, vendió en 2007 su participación en Grupo Industrial Catensa. En diciembre de 2012 abrió la cuenta para canalizar los fondos regularizados ante Hacienda. Envió más de 400.000 euros desde Andorra y en la entidad se decía que la regularización que había hecho era mucho mayor, por lo que habría más ingresos, ya que quería montar una sicav. El cliente declaró ingresos en Andorra y Suiza de sólo 216.000 euros y dijo que la diferencia hasta los 400.000 eran cantidades prescritas, aunque no lo justificó documentalmente.

Grupo Pere Oriol: Debió ser sometido a un examen especial

En 2013 Banco Madrid hizo un informe en el que decía que la entidad debía cancelar con este grupo toda relación de negocio por la complejidad del grupo societario, la falta de colaboración del cliente para identificar al titular real y la intervención de una sociedad domiciliada en un territorio de riesgo. La entidad se planteó realizar una comunicación con sus sospechas, pero finalmente no lo consideró necesario porque no vio indicios suficientes, y sólo acordó hacer un especial seguimiento.

Paulino Montesdeoca: Un exconcejal absuelto de prevaricación

Paulino Montesdeoca y su mujer, María Cristina Viera, son clientes de Banco Madrid desde 2013. El primero fue concejal de Las Palmas de Gran Canaria, consejero del Cabildo Insular y director de Patrimonio del gobierno de la Comunidad. Dejó la política en 2008 y en 2013 fue absuelto en un juicio por prevaricación. Tenía más de 2.200.000 euros, parte procedente de Suiza. La unidad de negocio de Banco Madrid verificó la actividad del cliente y autorizó la operación. En diciembre de 2012 tenía varias cuentas en Suiza. Para el Seplac, parte de las operaciones muestran una falta de correspondencia ostensible con la actividad del cliente.

Alquería Dolores S.L.: Una empresa de la familia Cotino

Juan Cotino, expresidente de las Cortes valencianas, tiene el 60% de las acciones de esta empresa familiar que en 2014 fue aceptada como cliente por Banco Madrid a pesar del riesgo que corría la entidad tanto desde un punto de vista reputacional como de blanqueo. Ya entonces Cotino y algún familiar estaban imputados. El informe de admisión se basa en el buen conocimiento del cliente, en que el origen de los fondos eran otras entidades españolas y el propósito de invertir en una cartera de valores del propio banco. La aprobación se condicionó a un seguimiento continuo del cliente, pero en la cuenta se ingresó un millón de euros sin que nadie preguntara el origen.

Caliope Global Funds: El propio banco participaba en la sicav

Caliope Global Funds es un subfondo de la sicav BMGA Alternative Lux Sicav SIF, constituida en Luxemburgo por Banco Madrid Gestión de Activos, con una cuenta de 10 millones en mayo de 2014. La Banca Privada de Andorra (BPA) es el titular del 90% de las participaciones, algo infrecuente y que además era desconocido para Banco Madrid. BPA no actuaba por cuenta propia.

Extravalor: Otro caso en el que se desconocían los inversores

Extravalor es otro compartimento de BMGA Alternative Lux Sicav SIF, con un valor liquidativo, en mayo del pasado año, de más de nueve millones de euros. Banco Madrid desconocía el titular real de estas inversiones y sólo a raíz de la petición del equipo investigador del Sepblac obtuvo y facilitó información detallada de las personas físicas que son titulares de esas participaciones.

Bufete Feliu: Abogados con antecedentes sospechosos

En abril de 2013, Banco Madrid hizo varios requerimientos a este despacho para que informara sobre la titularidad de los fondos que transitaban por su cuenta. Al no ser atendidos, la entidad canceló su relación con el bufete, cuatro de cuyos miembros fueron condenados por complicidad en delitos fiscales cometidos por clientes que ellos asesoraron.

Renta Insular Canaria: Una sicav participada por los Carceller

Uno de los 160 partícipes de Renta Insular Canaria es una entidad de la familia Carceller -dueña, a su vez, de la cervecera Damm-, y la sicav cambió en julio de 2013 de UBS a Banco Madrid. Su valor liquidativo ascendía, en febrero de 2014, a 59,7 millones. En septiembre de 2013 la entidad abordó la situación de este cliente, al aparecer en los medios de comunicación que Demetrio Carceller padre e hijo estaban imputados por delitos fiscal y blanqueo. Se decidió someter al cliente a seguimiento, pero no se realizó un examen especial, como aconsejaba el importe de la operación y la gravedad de las imputaciones penales existentes. Los Carceller citados se sentarán en junio en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional.

Juan Antonio Piedras Sanz: Español, vive en Miami y tiene cuenta en Madrid

Juan Antonio Piedras Sanz es titular de una sociedad uruguaya y vive en Miami. Hasta ahí, normal. Pero para el Sepblac lo que tiene más difícil explicación es que su compañía cobre en Banco Madrid facturas pagadas por una sociedad danesa relativas a trabajos realizados enHonduras. Tampoco cuadra a la inspección que Converge Capital Partners BV avaló una cuenta de crédito de otra sociedad, argentina, que en esos momentos debía más de dos millones de euros, lo que ve sospechoso.

Diviertt: Unos ingresos poco claros para los flores

Francisco Lavagni Porras, abogado costarricense y residente en Ecuador, recibió en 2012 en sus cuentas de Banco Madrid dos transferencias de unos 850.000 dólares. Días más tarde ingresó casi esa misma cantidad en la cuenta de Diviertt, la empresa de los hermanos Flores implicada en la tragedia del Madrid Arena. No se comunicó la operación sospechosa. Las entidades investigadas son Zinc S.L.U y Era Trading, que el Sepblac considera que debieron ser sometidas a un examen especial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.