Gobierno atendió de inmediato necesidades de familias afectadas por las lluvias

Mediante instrucciones precisas del Presidente Porfirio Lobo Sosa, más de 600 colonias de la capital y comunidades del norte del departamento de Olancho, recuperaron el servicio de electricidad, luego de los trabajos de rehabilitación efectuados por personal de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Esa acción de la ENEE frente a la emergencia que se generó la tarde del lunes pasado, especialmente en la capital, producto de la fuerte lluvia, forma parte de la respuesta que las entidades que conforman el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER), coordinado por la Comisión Permanente de Contingencias  (COPECO), representa una rápida respuesta a las familias afectadas, tal como lo encomendó el Mandatario.

La tormenta eléctrica acompañada de fuertes vientos rachados, derribó árboles y rótulos, generó  inundaciones súbitas en sitios vulnerables, y demandó una respuesta inmediata que fue coordinada por COPECO en conjunto con las instituciones que  componen el SINAGER, entre las que destacan la Cruz Roja Hondureña, el Heroico y Benemérito Cuerpo de Bomberos, Fuerzas Armadas y Policía Nacional, entre otros.

Las personas afectadas recibieron ayuda humanitaria desde la misma tarde y noche del lunes luego que las lluvias cesaron y se realizó el estudio de daños y análisis de necesidades, lo que permitió actuar  de manera ordenada y eficiente, especialmente en el proceso de rehabilitación y atención a los afectados.

La entrega de ayuda se hizo a nivel nacional, de acuerdo con  las necesidades que se presentaron especialmente en Olancho, Atlántida y en el Distrito Central, con la dotación  de colchonetas; 400 sólo en la capital e igual cantidad de frazadas, kit de higiene personal, kit de cocina, raciones de comida y 900 láminas de zinc.

Las labores de limpieza se efectuaron desde muy temprano del martes en todos los sitios afectados de la capital y en el resto del país, donde hubo afectación, y para ello se  desplazaron carros cisterna, equipos de limpieza, bombas achicadoras que se utilizaron en sitios con acumulación de agua, así como motosierras para cortar árboles que obstruían las vías.

Todas estas acciones han sido coordinadas directamente por el Presidente Lobo Sosa, quien lamentó el sufrimiento de las familias afectadas por la intensa tormenta al tiempo que instruyó a los equipos de auxilio y de servicio público a sumarse de inmediato a los esfuerzos de ayuda humanitaria a fin de restablecer la tranquilidad y las necesidades de las personas que experimentaron algún daño.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.