Formal procesamiento contra exasesor presidencial Marvin Ponce por violencia contra la mujer ocultar el mensaje original

 El Poder Judicial determinó dictar auto de formal procesamiento con medidas distintas a la prisión para el exdiputado y exasesor del expresidente Juan Orlando Hernández, Marvin Ponce, quien acusado por violencia contra la mujer.

En su primera cita en los tribunales de justicia, se dictó a Ponce medidas sustitutivas, por lo que debería presentarse un día determinado para firmar un libro en los juzgados, tampoco frecuentar lugar donde pueda estar la periodista de HRN –denunciante-, Sarahí Espinal.

El exasesor es acusado por la Fiscalía de la Mujer del Ministerio Público, luego que la comunicadora hondureña lo denunciara ante los tribunales desde el pasado 19 de marzo, tras un polémico episodio ocurrido en redes sociales donde Ponce le agrede con un lenguaje soez.

Este día se llevó a cabo la audiencia inicial, donde se dictó nuevas medidas. Ponce y su apoderado legal salieron sin dar declaraciones a la prensa; como sí ocurrió la primera vez que compareció, donde incluso dijo que Espinal era su amiga y que se trataba de un mal entendido.

Una vez analizados los medios de prueba el juez informó del auto de formal procesamiento con medidas sustitutivas, contentivas el artículo 173 del Código Penal, por lo que Ponce no podrá salir del país, presentarse periódicamente al juzgado y no tener comunicación con la ofendida.  

Además, se programó la audiencia preliminar para el próximo 26 de julio a partir de las 9:00 AM donde también Ponce podría optar a otra medida que es el procedimiento abreviado, pero hay que esperar el desarrollo de la misma, explicó Bárbara Castillo vocera del Poder Judicial.

Espinal dijo que no hubo la intención del juez de promover  una conciliación con Ponce debido que se tenían suficientes pruebas de violencia, mismo tipificado en el artículo 209 del Código Penal que indica la no discriminación ni pública ni privadamente a una fémina.

El acusado podría enfrentarse a una pena de hasta cuatro años de prisión en caso de que no haya una conciliación. Sin embargo, Ponce “tiene tres días para poder lograrlo, nosotros lo que queremos es dejar un precedente para que se respeten los derechos de la mujer”, dijo Espinal.

“Nosotros creemos que se tiene que dictar una pena establecida en la norma penal, que haya un precedente para que no haya más violencia contra nosotras”, respondió la comunicadora cuando se le consultó si estaba dispuesta a una conciliación con Marvin Ponce. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.