Evo Morales denuncia el nuevo aplazamiento de las elecciones en Bolivia

El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) acordó este jueves un nuevo aplazamiento de las elecciones generales, que estaba previsto celebrar el 6 de septiembre y ahora pasan al 18 de octubre. La pandemia es el argumento esgrimido por el organismo. “Esta elección requiere las mayores medidas de seguridad sanitaria posibles para proteger la salud de los bolivianos; no podemos ni ir a las elecciones con resguardos suficientes”, justificó el presidente del TSE, Salvador Romero.

”Es recomendable realizar la elección en la fase descendente de la pandemia para minimizar riesgos”, agregó Romero. Bolivia aún no ha llegado al pico de la crisis sanitaria y estos días bate récord de contagios, a pesar de que ya ha iniciado la desescalada, como muchos países latinoamericanos. El país andino acumulaba este jueves 64.135 positivos y 2.328 fallecimientos por el virus, aunque estas cifras no son muy fiables, pues tiene uno de los índices de realización de test de la Covid-19 más bajos del continente.

Los comicios deben servir para elegir al nuevo presidente, además de renovar el parlamento

Los comicios deben servir para elegir al nuevo presidente, además de renovar el parlamento. Inicialmente tenían que haberse celebrado el 3 de mayo pero debido a la crisis sanitaria ya habían sido aplazados dos veces por el TSE: primero se reprogramaron para el 17 de mayo y luego para el 6 de septiembre, siempre con las quejas de la oposición de izquierdas que encabeza el expresidente Evo Morales, refugiado en Argentina.

El líder cocalero exigió ayer que la nueva fecha sea ratificada por el parlamento y denunció que el gobierno derechista provisional de Jeanine Áñez impulsa la postergación electoral para proscribir a los candidatos de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS). “El gobierno de facto quiere ganar más tiempo para continuar con la persecución contra dirigentes sociales y contra candidatos del MAS-IPSP. Esa es otra forma de proscripción. Por eso no quiere elecciones el 6 de septiembre”, tuiteó Morales, que dimitió y se exilió el 10 de noviembre, denunciando un golpe de estado. “Las leyes 1297 y 1304 determinan los plazos para que las elecciones se realicen. El único órgano del Estado que puede modificar ese plazo es la Asamblea Legislativa Plurinacional. Cualquier decisión unilateral es ilegal e inconstitucional”, añadió el expresidente.

No obstante, Romero dejó claro al anunciar la nueva fecha de los comicios que no se requiere la ratificación del parlamento. “Esta resolución no requiere una aprobación de la asamblea legislativa”, indicó el presidente del organismo. “El Tribunal Supremo Electoral tiene plena competencia constitucional y legal para fijar la fecha de la elección”, afirmó Romero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.