Estados Unidos desembolsará alrededor de 326 millones de lempiras adicionales para mejorar la seguridad en Honduras

Los gobiernos de Honduras y Estados Unidos, firmaron este lunes, la decimoquinta modificación a la Iniciativa Regional de Seguridad Centroamericana (CARSI, por sus siglas en inglés), mediante la cual, la administración Obama desembolsará alrededor de 326 millones de lempiras adicionales para mejorar la seguridad en el país.

El convenio, suscrito en Casa Presidencial, por la designada presidencial y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén, el Secretario Adjunto de Estado de la Oficina Antinarcóticos y de Aplicación de la Ley, William Brownfield, el canciller Arturo Corrales y la embajadora de Estados Unidos en Tegucigalpa, Lisa Kubiske, incluye la oficialización de la Fuerza de Tarea de Crímenes Mayores para la Investigación Criminal.

En ese sentido, Brownfield, quien cumple con una visita oficial de dos días, explicó que este acuerdo que denota el interés de ambas naciones por frenar los flagelos de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico.

“Tratamos de atacar, tres amenazas distintas, pero relacionadas, la delincuencia, la violencia y la droga ilícita y cada amenaza es distinta, pero conectada con las otras dos”, manifestó el zar antidrogas estadounidense.

Recordó que desde hace un año, el Presidente Lobo Sosa fue claro con Estados Unidos, en el sentido que quería establecer una capacidad de investigación criminal en Honduras y con la firma del acuerdo se ha dado un paso importante en esa dirección.

“Hoy comenzamos más progreso en nuestros esfuerzos conjuntos para las reformas y profesionalización de la Policía y de las instituciones policiales en la República de Honduras; hoy iniciamos un proceso de ofrecer mejor justicia y más seguridad para el pueblo hondureño”, señaló.

Explicó que mediante ese acuerdo, se ha decidido combinar varias unidades especiales y de confianza de la Policía en una sola unidad, lo que tendrá un impacto inmediato en términos de la capacidad investigativa en el país.

“Con esta nueva organización policial, no hemos resuelto el problema fundamental de la investigación criminal judicial, pero les recuerdo que en mi propio país, la organización de investigación criminal más famosa en Estados Unidos, el FBI, también no tenía su carácter actual hace 90 años cuando se inició”, expresó.

Agregó que su gobierno ha hecho un compromiso para apoyar a esa institución por lo menos, durante los próximos cuatro años y si al final de ese período, los dos gobiernos establecen que vale la pena seguir colaborando en ese esfuerzo.

“Todo viaje, por largo que sea, empieza por un solo paso”, dijo parafraseando  al pensador chino Lao-Tsé.

De su lado, la designada presidencial y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén, quien representó al Mandatario hondureño, ya que éste viajó a Roma para asistir a la misa de entronación del papa Francisco, calificó el convenio como de mucha importancia para el país, en un área neurálgica que ha sido de mucha preocupación para este Gobierno.

“Nos complace mucho por dos motivos; uno porque estamos abordando un área donde si no tenemos una buena investigación derivamos en impunidad y el otro que me parece muy importante, es esa visión de la colaboración y la ratificación del apoyo y respaldo del gobierno de Estados Unidos en los temas de seguridad, coincidiendo con la prioridad que el Presidente Lobo Sosa le ha dado al tema”, expresó la funcionaria.

Agregó que el convenio significa que se asume una responsabilidad compartida y diferenciada y el apoyo que se da a través de la fuerza de tarea es muy importante sobre todo buscando armonizar el esfuerzo de los distintos operadores de justicia.

Reiteró que el Gobernante Lobo Sosa tiene un compromiso permanente con construir un programa de país en el ámbito de seguridad, pues comprende la necesidad de la población de tener respuestas inmediatas.

“Lo importante es que cada día avancemos y no retrocedamos porque sería realmente, desconocer la voluntad que hay de caminar hacia adelante y de construir mejores esquemas, y no sólo me refiero a delitos mayores sino que este se suma a toda la lista de acciones que a través del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad se han venido definiendo para atender las distintas preocupaciones y todo aquello que atañe a la población”, manifestó.

Asimismo, Guillén destacó que también se debe caminar hacia adelante mediante el esquema preventivo que es importante priorizar así como el accionar contra la comisión de delitos dentro de un marco de respeto a los derechos humanos.

Aseveró que los fondos comprometidos por el gobierno de Estados Unidos, serán utilizados en algo que es prioridad para el pueblo hondureño.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.