Enrique Peña Nieto toma posesión como Presidente de México

Enrique Peña Nieto tomó posesión como nuevo jefe de Estado de México y recibió la banda presidencial que le entregó Felipe Calderón.

La ceremonia se llevó a cabo en la sede del Congreso mexicano, teniendo como testigos a diputados y senadores en una sesión conjunta del Parlamento.

Calderón, antes de entregar la banda presidencial, la besó, en medio de gritos de legisladores a favor y en contra de Peña Nieto.

“Muy bien, Felipe, muy bien”, decían en favor del mandatario saliente. También se oyeron gritos como “Presidente, presidente” y “Asesino”, en referencia a Peña Nieto o Calderón, lanzados por legisladores a favor y en contra, respectivamente.

En su primer mensaje como presidente constitucional de México, Enrique Peña Nieto anunció lo que será el eje del gobierno que apenas inicia: recuperar la paz del país, atender a las víctimas de la guerra contra el narcotráfico y emprender una cruzada nacional contra el hambre.
Son 13 decisiones, como llamó a sus propuestas, entre las que se se encuentran un programa nacional para prevenir el delito, así como publicar la Ley Nacional de Atención a Víctimas aprobada por el Congreso.

También anunció una reforma legal para que los códigos penales de todo el país se homologuen, y exista una sola ley para sancionar los delitos.
El primer eje de su gobierno, dijo, «es lograr un México en paz. Pondremos al ciudadano y a su familia en el centro de las políticas de seguridad».

«Las ciudades, los pueblos, las carreteras deben volver a ser espacios de tranquilidad, en los cuales los mexicanos transiten con seguridad sin temor de perder la libertad o la vida».
Peña pronunció este discurso en el Palacio Nacional, en el Zócalo, la principal plaza de Ciudad de México, la cual se encontraba completamente militarizada.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.