El tripartidismo monta un nuevo fraude electoral y nueva crisis política

En un fraude similar a la adquisición de los Hospitales Móviles, los partidos Nacional, Libre y Liberal, fuerzas políticas que integran el tripartidismo, fraguan un nuevo hecho delictivo en contra de la población.

Se trata de otro bochornoso fraude electoral para el que el tripartidismo trabaja y que ha quedado al descubierto con la desastrosa elaboración de un nuevo Censo Nacional Electoral en el que más de 3 millones de hondureños están inhabilitados y no hay garantías de que los muertos no vuelvan a votar.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Registro Nacional de las Personas (RNP), instituciones integradas por el tripartidismo, han sido incapaces de garantizar condiciones diferentes de cara el próximo año electoral y la situación se plantea más oscura que nunca.

Es tal el descaro tripartidista que miembros de estas mismas instituciones políticas reconocen el desastre que se avecina en el país debido a su misma inoperancia.

Para el caso, el Secretario del Congreso Nacional, Tomás Zambrano, afirmó que con la base de datos publicada por el CNE, se dejó fuera del censo provisional casi 3 millones de hondureños, que, aunque no están enrolados, están habilitados para ejercer el sufragio y están inscritos en la base registral del RNP.

Por su parte, el coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre),  Manuel Zelaya, señaló miles de errores y adulteraciones en el nuevo empadronamiento.

En esta misma línea se manifestó el Presidente del Partido Nacional (PN), Reinaldo Sánchez, afirmó que no aceptarán que se postergue la fecha de las elecciones y que se le debe garantizar el voto a la población.

Posteriormente, el PN a través de su presidente exigió este lunes una pronta solución transparente a los problemas detectados en el Censo Nacional Electoral, presentado por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

En ese sentido, Sánchez y miembros del Comité Central, se reunieron este día con el comisionado del Registro Nacional de las Personas (RNP), Rolando Kattán; el concejal del CNE, Kelvin Aguirre y los representantes de los movimientos Unidad y Esperanza y Juntos Podemos, Antonio Rivera Callejas, Jorge Carranza y Marco Tulio Flores.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), emitió un comunicado donde sugiere al Registro Nacional de las Personas (RNP), realizar un plan de emergencia y resolver las diversas inconsistencias que se han suscitado con el proceso de enrolamiento a nivel nacional.

Lo cierto es que todo lo anterior es claro reflejo de la inoperancia y contubernio del tripartidismo que busca garantizar que no exista cambio alguno en las condiciones en las que harán que los hondureños les vuelvan a servir de mampara participando en los próximos procesos electorales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.